SHARE
Los dispositivos conectados en edificios inteligentes alcanzarán los 483 millones de unidades en 2022

Según un informe de Berg Insight, los dispositivos conectados implementados para la automatización de edificios basada en IoT (Smart Building) alcanzará los 483 millones de unidades a nivel mundial en 2022. Esta cifra supone un crecimiento anual promedio del 33% respecto a los 151 millones de dispositivos conectados instalados en este sector en 2018.

En términos de conectividad, cerca de 4,5 millones de estos dispositivos se conectaron a través de redes celulares en 2018. El número de conexiones celulares en el mercado de la automatización de edificios crecerá un 44,1% hasta alcanzar los 19,4 millones en 2022 también según dicho informe.

La seguridad de los inmuebles inteligentes es un aspecto clave del Smart Building. En este sentido, las alarmas contra incendios conectadas pueden alertar a los bomberos en caso de incendio en los edificios inteligentes. Además, los sistemas de videovigilancia como las cámaras o las alarmas ofrecen una visibilidad permanente de las instalaciones. En caso de intrusión, envían una alerta automática al servicio de seguridad o al teléfono del propietario. En los edificios inteligentes, el consumo energético podrá ser controlado gracias a equipos que incorporan tarjetas SIM M2M que transmiten datos en tiempo real y envían alertas en caso de sobreconsumo. Si algo es común a todos los fabricantes e instaladores de dispositivos para el mercado de Smart Building es la necesidad de contar con productos completamente fiables, operativos las 24 horas del día y que no sufran cortes ni paradas en su funcionamiento.