Conecta con nosotros

Fabricantes

Sólo una de cada tres empresas españolas está lista para la transformación digital hacia el 4.0

Publicado

el

La economía española ocupe el puesto número 14 en el mundo por volumen de PIB pero, en cambio, se sitúa en el 45 en lo que respecta al desarrollo de la digitalización. Son conclusiones del primer estudio sobre la Digitalización de la Actividad Económica en España 4.0, elaborado por la consultora Roland Berger e impulsado y patrocinado por Siemens. Se trata de un informe que analiza el estado de la transformación digital en los sectores económicos más relevantes, como las Telecomunicaciones e Internet, Turismo, Servicios Financieros, Transporte, Infraestructuras, Farmacia, Salud, Energía e Industria. El estudio ofrece una visión global sobre el nivel de desarrollo de la economía digital en nuestro país y lo compara con el estado de los países más avanzados en este campo, como EE.UU, Israel, Japón, Reino Unido, Corea del Sur, Alemania o Francia.

El estudio también concluye que las empresas españolas admiten falta de inversión y formación para avanzar en la digitalización. Los sectores de Industria, Energía, Farmacia y Salud están muy por detrás de los más avanzados, que son ‘Telecos’, Turismo y Banca. Además, el informe cuenta también con una parte práctica desarrollada a través de encuestas y entrevistas personales a más de un centenar de directivos, consejeros y máximos responsables de tecnología, tanto de compañías del Ibex 35, como de medianas empresas líderes en sus sectores. Este trabajo de campo ayuda a poner de manifiesto que las empresas son cada vez más conscientes de la importancia de impulsar la digitalización, pero también que queda mucho trabajo por hacer, especialmente en algunos sectores determinados, para avanzar hacia la denominada ‘España 4.0’.

La práctica totalidad de las empresas coincide en señalar que la transformación digital hacia esa ‘España 4.0’ ofrece beneficios tanto cuantitativos, en los resultados económicos de las compañías (gracias a la mejora de la cifra de negocios y la optimización de costes, que pueden bajar hasta un 20%), como cualitativos, por el impacto en el nivel de bienestar de sus empleados. Del mismo modo, el informe estima que, a nivel macroeconómico, la digitalización podría implicar un incremento de 120.000 millones de euros sobre el VAB (Valor Añadido Bruto) en 2025 en los sectores analizados.

Entre los principales obstáculos con los que se encuentran las empresas a la hora de abordar un impulso digital definitivo, están la resistencia al cambio y los costes que exige el proceso de transformación. La falta de competencias y la ausencia de una oferta adaptada al mercado, son otros de los aspectos más señalados.

Las empresas españolas dominan los usos digitales básicos, pero no los más avanzados. Esta carencia alcanza su máximo exponente al mostrar la opinión de los directivos españoles sobre las oportunidades que ofrece la transformación digital frente al nivel de madurez digital de sus compañías. Esa diferencia o ‘gap’ de penetración digital supera el 75% en sectores como Salud o Transporte, seguido de Energía, con un 51%.

Los resultados también muestran que sólo un 38% de las empresas cuentan con una estrategia digital formalizada y un 26% todavía no tienen un responsable del área digital. La falta de apuesta por el desarrollo de lo digital es especialmente manifiesta en la formación a los empleados, ya que el 20% no realiza ningún tipo de formación digital y, del 62% de las empresas que sí lo han ofrecido, sólo se han beneficiado de ella el 60% de los empleados.