SHARE
All Ground®, un cable para instalaciones complejas

General Cable es proveedor en la actualidad de varias compañías eléctricas noruegas, que construyen centrales eléctricas en terrenos montañosos, como es el caso del proyecto en Vassenden, que se beneficia de las ventajas del cable All Ground® de la multinacional. Se ha tendido en el agua para evitar la alteración del medio ambiente y suministrará electricidad durante el periodo de construcción, y más adelante será la línea de transmisión de la electricidad a los consumidores, con la complejidad que implica el cable para instalaciones de este tipo.

All Ground®, un cable para instalaciones complejas

Debido a la localización de esta nueva central eléctrica, el cable laminado dual TSLF All Ground® de 1×400 mm2 se tenderá principalmente en el agua, a 800 metros de profundidad, lo que contribuye también a evitar los daños al medio ambiente que habría provocado la construcción de carreteras y zanjas. Su construcción robusta, con una lámina externa estriada y extra resistente, permite también que sea tendido en zanjas que se rellenan con la masa local procedente del sitio de construcción, lo que evita también tener que transportar grandes cantidades de masa de relleno procedente de zonas alejadas de la propia construcción.

Ejemplo de una instalación con cable All Ground®, un cable para instalaciones complejas de General Cable

La central eléctrica de Vassenden está siendo construida en una cascada de varios cientos de metros de altura, en el municipio de Leirfjord, y producirá energía limpia durante las próximas décadas. La cascada de los lagos de la montaña se utilizará en una central eléctrica. El agua procedente de los lagos será conducida a través de túneles hacia la central eléctrica situada en la parte inferior del túnel.

General Cable fabrica cables para instalaciones y soluciones innovadoras con más de 170 años de experiencia. Con más de 11.000 empleados y una cifra de negocios que asciende a 4.000 millones de dólares, es una de las compañías líderes a nivel mundial. Cuenta con una red global de 38 fábricas y centros de distribución en todo el mundo. Fabrica cables de aluminio, cobre y fibra óptica de la más alta calidad, para dar soluciones a los sectores de energía, construcción, industria, aplicaciones especiales y comunicaciones.