SHARE
Se incrementan un 52% las peticiones para instalar placas solares en España

El sector del autoconsumo con energía solar ha experimentado un crecimiento exponencial en los últimos meses, desde el fin del impuesto al sol y la aprobación de una legislación favorable, que han permitido que en nuestro país la demanda de instalación de placas solares para autoconsumo haya crecido hasta un 52 %, según los datos de la plataforma habitissimo. Gracias a esta modalidad, cualquier persona o empresa producir y consumir su propia electricidad mediante la instalación de paneles fotovoltaicos u otros sistemas de generación renovable en la vivienda o edificio comunitario.

Según los datos de habitissimo, el precio de instalar placas solares fotovoltaicas es de 2.800 euros y la amortización de esta instalación en autoconsumo se situaría entre seis y diez años, ya que depende tanto de la potencia instalada como del uso que se haga de la energía. En cuanto a la vida útil de un panel solar fotovoltaico policristalino, su duración es larga, en concreto, aquellos que no disponen de partes móviles y cuyos contactos están encapsulados pueden llegar a durar hasta los 25 años. Además, para una instalación fotovoltaica doméstica típica, los inversores y demás elementos no ocupan excesivo espacio, por lo que es viable instalarlos en edificios existentes. También es importante tener en cuenta que la nueva normativa elimina la obligación de tener contadores adicionales en la mayoría de los casos, lo cual facilita la instalación.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que si conservamos los paneles con las condiciones óptimas podemos conseguir aumentar su eficiencia hasta en un 35% de su eficacia. “Su mantenimiento no es costoso, ya que con hacer una inspección anual es suficiente. En esta, el profesional comprobará el estado del acumulador, del regulador y de las células de los paneles”, aseguran. Además, las innovadoras placas solares termodinámicas apenas necesitan mantenimiento, salvo una limpieza cuidadosa de su superficie.

La energía solar fotovoltaica es limpia, abundante y no produce emisiones de CO2. La electricidad que se genera se puede utilizar directamente o almacenarla en baterías para cuando sea necesaria y así poder hacer uso de ella, tanto de día como de noche. Además de impulsar las energías renovables, esto supone un ahorro en la factura eléctrica y una menor dependencia de los cambios de precio de la tarifa eléctrica, ya que una parte del consumo se cubre con la energía generada por el sistema de autoconsumo.