SHARE
La Agencia Internacional de la Energía augura un encarecimiento de los costes de las energías renovables

Un informe de la Agencia Internacional de la Energía, que fue presentado la semana pasada por el Club Español de la Energía, revela que los costes de las energías renovables podrían encarecerse y volver a niveles que no tienen desde hace varios años, en concreto a los de la fotovoltaica hace tres ejercicios o la eólica hace 5 años. No obstante, el estudio asegura que vivimos en un contexto de continuo crecimiento de las energías limpias, que además es más acelerado de lo que lo ha sido nunca antes.

 

Y las previsiones de la AIE estiman que la capacidad eléctrica surgida de las renovables se incrementará un 60 % hasta 2026, de tal modo que equivaldría a la capacidad conjunta que en la actualidad tiene toda la generación que tiene como origen los combustibles fósiles y nuclear. El 95 % del incremento de la capacidad eléctrica en la actualidad está vinculado a la generación renovable y la fotovoltaica aporta más de la mitad del mismo.

Del informe es autor principal uno de los analistas de la organización, Heymi Bahar, que fue el encargado de presentarlo y que situó a la fotovoltaica como el motor del crecimiento renovable en la actualidad, con una previsión de incremento de su capacidad el pasado año de un 17 %, muy por encima del promedio del 3 % de todas las tecnologías en conjunto. Bahar considera también que, en el actual escenario de precios muy elevados de la energía y las materias primas, las inversiones en los nuevos proyectos renovables podrían verse seriamente afectadas. De ahí la previsión de que sus costes puedan volver a los importes de hace algunos años.

 

El papel de los gobiernos

En todo caso, Bahar valora también el impulso de los fondos de estimulación económica en el mundo, que supondrá por ejemplo que 42.000 millones de dólares estadounidenses estén dirigidos a tecnologías renovables, pero aboga también por la inversión del sector privado y políticas que la favorezcan.

En este sentido, la Agencia Internacional de la Energía asegura que los gobiernos podrían acelerar aún más el despliegue renovable a través de la eliminación de trámites y permisos administrativos, facilitando su integración y permisos de acceso a la red, así como con una remuneración adecuada. La AIE hace hincapié en los altos costes de financiación y alerta de que, aún con un ritmo de crecimiento acelerado, todavía estamos muy lejos del camino necesario para llegar a las emisiones netas cero para el año 2050.