SHARE
Iberdrola proyecta tres plantas fotovoltaicas en la Comunidad Valenciana

Iberdrola está en plena tramitación de sus primeros proyectos fotovoltaicos en la Comunidad Valenciana, que sumarán una potencia instalada de 450 megavatios (MW) y representarán una inversión de más de 235 millones de euros. La compañía tiene prevista la construcción de sendas plantas solares en el Valle de Ayora-Cofrentes, de 200 MW de capacidad instalada cada una, y una tercera instalación de 50 MW (FV Alhorines) en la localidad de Villena, en Alicante.

 

Entre las tres sumarán casi un millón de módulos fotovoltaicos e involucrarán en periodos punta hasta a 1.450 profesionales. Una vez operativas, estas instalaciones generarán energía limpia para una población equivalente de más de 220.000 hogares y evitarán la emisión a la atmósfera de más de 140.000 toneladas de CO2/año. Iberdrola gestiona en la región más de 2.000 MW de potencia instalada renovable, hidroeléctrica en concreto, como es el caso del complejo de Cortes-La Muela, la mayor central de bombeo de Europa.

La compañía quiere potenciar de este modo a la transición energética como agente tractor clave en la transformación del tejido industrial y en la recuperación verde de la economía y el empleo. Por ello ha lanzado un plan de inversión de 75.000 millones de euros para el período 2020-2025, con el objetivo de duplicar su capacidad renovable y aprovechar las oportunidades de la revolución energética que afrontan las principales economías del mundo. En España, las inversiones en España para ese período se elevan a cerca de 14.300 millones de euros y la mitad de esa cantidad ira destinada al desarrollo de nuevos proyectos renovables, mientras que más de 4.500 millones irán dirigidos a redes eléctricas. Iberdrola ya cuenta con una capacidad instalada de más de 16.700 MW renovables a septiembre de 2020; un volumen que en el mundo se eleva a casi 35.000 MW.