SHARE
El autoconsumo solar en la Comunidad Valenciana ofrece la mejor rentabilidad de toda España

Según los datos de la compañía Otovo, el periodo de amortización de una instalación solar residencial en la Comunidad Valenciana puede ser inferior a 7 años. Además, la comunidad ofrece la opción de solicitar una deducción del IRPF de hasta el 20% para las instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo y si un propietario se acoge a todas las ayudas que se pueden obtener en la región, recuperaría la inversión en unos 3 años y medio, de tal forma que se obtiene la mejor rentabilidad de todo el país.

 

Los datos se basan en un estudio que ha analizado el coste de inversión y amortización de una instalación solar residencial en la Comunidad Valenciana, demostrando su alto potencial. El clima privilegiado de la zona garantiza más de 2.700 horas de sol al año, es decir, una irradiación media anual de 2.108 kWh/m2. Incluso en los meses de invierno, donde se registra un leve descenso de la producción fotovoltaica, la energía generada sigue siendo suficiente para autoabastecerse y, al mismo tiempo, verter los excedentes no consumidos a la red y obtener una compensación por ellos. Además, la Comunidad Valenciana cuenta con alrededor de 1.200.000 tejados, de los cuales se estima que el 82 % son viables para el autoconsumo, según un estudio de la compañía energética portuguesa EDP.

 

Variedad de ayudas y bonificaciones

La posibilidad de solicitar bonificaciones para la instalación de sistemas de autoconsumo varía entre municipios, incluso en una misma comunidad autónoma. Según el estudio sobre las subvenciones para placas solares realizado por Otovo, los municipios donde aumentan las posibilidades de acceder a bonificaciones (IBI e ICIO) son Alicante, Elche, Castellón de la Plana y la ciudad de Valencia, cada uno de ellos sujetos a sus respectivas normativas.

El autoconsumo solar en la Comunidad Valenciana ofrece la mejor rentabilidad de toda España
Vivienda unifamiliar en Valencia con placas fotovoltaicas para aprovechar las horas de insolación

No obstante, sin ayuda alguna, la recuperación económica de este tipo de sistemas en la Comunidad Valenciana se lograría al cumplir los 7 años. En comparación con otras zonas con menor irradiación solar en los que se llega a los 11 años, estaríamos hablando de una ventaja sustancial en la recuperación económica de la instalación. En el caso contrario, si se contara con las mayores bonificaciones que la Comunidad Valenciana ofrece (ICIO con una reducción del 95% del impuesto e IBI al 50% durante 5 años), la inversión se amortizaría antes de que se cumplan los 4 años y medio desde la realización de la instalación.

Además, la Comunidad Valenciana ofrece la opción de solicitar una deducción del IRPF por la instalación de un sistema de placas solares fotovoltaicas para el autoconsumo. Los contribuyentes pueden deducir un 20 % del importe de las cantidades invertidas en instalaciones realizadas en la vivienda habitual. En ese caso, el tiempo de amortización sería aún menor, En concreto aproximadamente 3 años y medio, obteniendo así la mejor rentabilidad de España.