Desayuno sectorial patrocinado por

Fundación recyclia

SHARE
Desayuno sobre el reciclaje en Extremadura

La principal misión de Ecolum-Recyclia es cuidar el medioambiente”, subraya Gonzalo Torralbo “recuperando residuos que en parte pueden ser recuperables, y a su vez pueden contaminar. Fabricantes y productores se unen a nosotros para cedernos la recogida y gestión de los residuos”.

“Recyclia nace como una agrupación de asociaciones” añade, “para hacer de forma conjunta las actividades de reciclaje. Nuestro origen fue Asimelec, Asociación de Fabricantes e Importadores de Productos de Electrónica. En el año 2000 iniciamos la recogida con las empresas de pilas (Ecopilas)”.

David Lázaro y Yolanda Corchado, presidente y secretaria general de Asemiet (Cáceres) puntualizan, “no sólo defendemos los instaladores, sino también la optimización de recursos y servicios. En relación con las bajas tasas de reciclaje en Extremadura, una razón que lo explica es la falta de información al instalador, que por desconocimiento no sabe cómo gestionar los productos a reciclar”.

Desayuno sobre el reciclaje en Extremadura

 

Luis Trigo y Antonio Delgado, presidente y vicepresidente de Asinet (Badajoz) consideran que “el reciclaje es muy importante, pero debe ser algo más extenso para introducir al albañil y al constructor, que son quienes contratan al instalador, que llega a la obra a menudo cuando se ha efectuado el derribo, que es el momento idóneo para el reciclaje”.

Daniel de la Torre ofrece información sobre Recilec “nos gusta vernos como el compañero de viaje de los SIG, como gestor de residuos hacemos las inversiones necesarias para recoger y tratar el residuo electrónico a todos los canales y allá donde se generen”. Recilec es una empresa público-privada participada por FCC, Indumetal Recycling y la Junta de Andalucía, capacitada para tratar cualquier tipo de aparato electrónico, desde un frigorífico a una placa fotovoltaica. En nuestra trayectoria hemos recuperado más de 200 millones de kilos de residuos, y con una tasa de recuperación de hasta el 90% de sus componentes.

Luis Trigo, Asinet

“El reciclaje es muy importante, pero debe ser algo más extenso para introducir al constructor, que es quien contrata al instalador muchas veces”, Luis Trigo, Asinet

 

Se producen casi 18,5 millones de kilos de residuos cada año y “es necesario buscar formas de colaboración, poder ayudaros a recoger y mejorar esas tasas de recogidas y dotar de valor a esos residuos que, separados desde el origen, ofrecen mucho más valor que si están mezclados”.

Para Luis Trigo, “lo suyo sería crear una planta de separación desde la base”. Daniel de la Torre menciona la particularidad de Extremadura “por la extensión tan grande y la dispersión de la población, pero disponemos de soluciones y servicios adaptados a cada casuística. Tenemos que mejorar las tasas de reciclado, para lo cual nos dotamos de herramientas logísticas que faciliten la participación de los instaladores, a quienes incluso incentivamos por aquellos residuos que permitan una mejor valorización o cuando la cantidad de residuo acopiado en su instalación permita reducir los costes logísticos asociados a su recogida y transporte”, y añade que “las plantas están diseñadas para una capacidad concreta, y si no llegamos a esas cantidades se reduce la rentabilidad y se encarece el reciclaje de ahí nuestro interés en recoger el residuo allá donde se genere. Así podemos crear puntos concretos de recogida en los almacenes de los propios distribuidores e instaladores o recoger incluso a pie de obra desde el origen mismo donde se produce la desinstalación de los aparatos electrónicos. También contamos con centros autorizados para el almacenamiento del residuo, gestionados por gestores profesionales de Extremadura, de forma que el instalador puede depositar sus residuos en instalaciones próximas a su ubicación. Además de estos centros de recogida, atendemos también los puntos limpios, creados para recoger el residuo del usuario doméstico y las tiendas donde se venden los aparatos, en las que al comprar un producto existe la posibilidad de entregar el que se desecha”.

Los sistemas colectivos constituidos por los fabricantes como el gestionado por Ecolum-Recyclia facilitan enormemente la labor de reciclaje en España. Al concentrar a productores, fabricantes e importadores obligados a asegurar que el residuo generado por los aparatos que ponen en el mercado español se recogen y tratan adecuadamente, se movilizan los recursos financieros necesarios para que los gestores podamos prestar nuestros servicios de forma continuada. Gracias a la labor de Ecolum-Recyclia, se conecta a fabricantes/importadores, distribuidores, consumidores, gestores y administraciones con la finalidad de gestionar los residuos electrónicos adecuadamente, avanzando así hacia una economía circular que propicie la sostenibilidad de nuestro modelo productivo y de consumo.

David Lázaro, Asemiet

“Una razón que explica las bajas tasas de reciclaje en Extremadura es la falta de información al instalador”, David Lázaro, Asemiet

 

Antonio Delgado lamenta que “es necesario disponer de un espacio muy grande para almacenar los desechos”. Según Gonzalo Torralbo “quien vende tiene la obligación de llevarse el producto si la entrega la hace a domicilio”. En su opinión, “para los sistemas colectivos es importante crear puntos de recogida concretos para sectores concretos”.

Luis Trigo insiste en lo relevante de contar con los constructores, “le trabajas a ellos, no al cliente final, es un círculo vicioso porque nadie da el paso de reciclar desde el origen”.

Gonzalo Torralbo alude a la nueva obligación sobre residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, en vigor desde agosto, “con unos objetivos muy ambiciosos del 60% en los próximos tres años, que son muy complicados” y se pregunta, “lo que nos gustaría que se supiera es cómo se hace la gestión de residuos en obra”.

Daniel de la Torre, Recilec

“Los instaladores debéis vernos como vuestro socio, que os va a dar la mejor solución logística reconociendo vuestro trabajo”, Daniel de la Torre, Recilec

 

Daniel de la Torre remarca la relevancia de que “los instaladores nos veáis como vuestro socio, que os va a dar la mejor solución logística reconociendo vuestro trabajo. Iremos a recoger el residuo donde sea necesario, sin coste para el instalador. Incluso hay productos que, recogidos separadamente permiten obtener una valorización del residuo tras su descontaminación lo que nos permite recompensar económicamente al instalador. Igualmente, el instalador que acopia residuos en cantidad suficiente para llenar un camión, facilita la obtención de sinergias que nos permiten reducir costes logísticos, lo que nos permite trasladar parte de dicho ahorro al productor del residuo con el consiguiente beneficio para todos los agentes involucrados en el proceso”.

Según Gonzalo Torralbo, “hay algunos casos en los que los propios trabajadores pueden ser los primeros interesados en romper el producto para hacer la pequeña venta”. Daniel de la Torre puntualiza, “hemos ofrecido a instaladores de aire acondicionado soluciones para que no sea un problema el espacio. No podemos ofrecer un servicio de recogida en 24 horas, pero desde que se nos avisa  lo habitual es que en menos de una semana pasemos a recoger el residuo en la propia oficina o almacén del instalador, independientemente de la ubicación del instalador o de la distancia hasta nuestra planta distancia”.

Yolanda Corchado insiste en la falta de información, “desconocíamos este reciclaje de los aparatos eléctricos y electrónicos y es necesario para transmitir la información a los asociados”.