Iberdrola adquirirá los primeros 1.000 cargadores rápidos Supernova del proveedor de soluciones de recarga inteligente para vehículo eléctrico Wallbox, que instalará globalmente, en los mercados en los que opera. Así lo han acordado ambas compañías y lo escenificaron en la puesta en operación del primer prototipo de este punto de recarga en la sede de la energética en Madrid, con la presencia del presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, y el cofundador y CEO de Wallbox, Enric Asunción.

 

Con este acuerdo, Iberdrola acelera su plan de inversión en movilidad eléctrica y respalda así la nueva línea de negocio de recarga rápida en vía pública impulsada por Wallbox, compañía de cuyo accionariado forma parte. La previsión de la eléctrica consiste en instalar más de 150.000 cargadores en cinco años en los mercados en los que opera.

Supernova es el primer cargador rápido público desarrollado por Wallbox y, por su tecnología y diseño modular, ofrece ventajas en términos de c y costes de instalación y mantenimiento. Cuenta con una potencia de 60 kW y permitirá una autonomía de hasta 100 kilómetros a un vehículo eléctrico con una recarga de solo 15 minutos. Su diseño modular lo hace muy eficiente desde el punto de vista energético y óptimo para la producción en serie. Y su instalación y mantenimiento lo convierten, además, en una solución muy competitiva para el sector. Supernova se producirá para el mercado europeo a partir del segundo semestre del año en la nueva fábrica sostenible de Wallbox, que empleará a 350 profesionales en la Zona Franca de Barcelona.

Ya el pasado abril, las dos compañías alcanzaron un acuerdo de compra-venta de energía a largo plazo para producir, consumir y reutilizar la energía de la producción de esta planta y sus oficinas en la Zona Franca de Barcelona. La fábrica de Wallbox contará con placas solares fotovoltaicas que producirán para su autoconsumo 1.500 MWh/año, el equivalente al consumo de 500 viviendas. Con esta alianza, Wallbox cumplirá su objetivo de operar con autonomía energética en sus instalaciones y reducir su huella de carbono.