Primera mesa de la Automoción de Industria
No votes yet.
Please wait...

La primera reunión de la Mesa de la Automoción, organizada por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo y el de la Transición Ecológica contó con la participación del comisario para el Mercado Interior de la Unión Europea, Thierry Bretón, que señaló que cada país debe presentar antes de octubre sus propuestas asociadas al recientemente presentado plan de recuperación Next Generation EU, dotado con 750.000 millones de euros.

Bretón aprovechó también para poner el foco en el impulso del vehículo eléctrico y sus infraestructuras de recarga, así como en la necesidad de apostar por la Industria 4.0, la movilidad conectada, el almacenamiento energético y el hidrógeno, así como en la formación y en la reconversión, como oportunidad para modernizar la economía. El comisario aboga por “reoxigenar nuestra economía” y reforzar el futuro, “con el fin de ser líderes en movilidad limpia, conectada y en base a fuentes sostenibles”, subrayó, antes de añadir que “debemos avanzar rápido, no podemos esperar, pero no podemos hacerlo en solitario. No tenemos que financiar el pasado, sino el futuro”, concluyó.

En la reunión estuvieron presentes también la ministra de Industria, Reyes Maroto, que se comprometió a presentar en breve una propuesta de trabajo para dar seguimiento a la Mesa de la Automoción, que podría volver a convocarse a finales de julio, la secretaria de Estado de Energía, Sara Aagesen, y el Secretario General de Industria, Raúl Blanco. Y en la misma participó también la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso de la Movilidad Eléctrica, Aedive, cuyo director general, Arturo Pérez de Lucía, aprovechó para realzar la importancia de las infraestructuras de recarga de vehículo eléctrico como parte de la nueva industria de la automoción, así como el propio vehículo eléctrico como eje de sostenibilidad en la movilidad pero también de eficiencia energética.

Pérez de Lucía ha puesto de relieve también la creciente importancia de industria del vehículo eléctrico en España, que exporta a mercados internacionales y está llevando a cabo nuevos de proyectos de fabricación e impulsa otros de movilidad eléctrica conectada y autónoma con empresas asociadas, en diversas ciudades españolas. También destacó los proyectos asociados al litio como eje para el desarrollo industrial de alto valor añadido, así como la industria asociada a la segunda vida de las baterías, que cada vez resulta más importante y necesaria como parte de la economía circular.