SHARE

Schneider Electric ha incorporado tres nuevos dispositivos de detección por infrarrojos KNX que permiten ampliar el ámbito de actuación de la gama y el espectro de cobertura de los espacios. Se trata de un nuevo detector de presencia de gran altura, un detector para zonas comunes y un detector de tamaño reducido para integrarse perfectamente en cualquier espacio. Los detectores KNX permiten al usuario controlar de forma eficiente y automática la iluminación, el clima y la ventilación de cualquier espacio, mejorando, así, la calidad del aire, la eficiencia y el control ocupacional de los espacios, cuyos parámetros pueden automatizarse en función de la detección de movimiento.

El modelo de detector mini supone una solución idónea para aquellos interiores en los que el respeto a la arquitectura original del edificio debe tenerse muy en cuenta. Su reducido tamaño permite integrarlo perfectamente para pasar desapercibido y es ideal tanto en el ámbito residencial como en espacios públicos como museos, hoteles o edificios históricos.

Por su parte, el detector de presencia de gran altura ofrece todas las ventajas de la detección a través de sistemas KNX en edificios con techos muy altos como, por ejemplo, almacenes, polideportivos o bibliotecas, y puede ser instalado hasta a 14 metros de altura respecto a la zona donde debe actuar. Esta solución está disponible en la versión de superficie y en versión empotrable.

La tercera novedad, el detector para zonas comunes, está concebida para pasillos, lobbies o grandes superficies, dado que su ventaja principal reside en la capacidad de cubrir una amplia área de detección. De este modo, permite reducir la cantidad de detectores necesarios y ampliar la distancia entre los dispositivos. De igual modo que el detector de presencia de gran altura, este modelo también se presenta en dos formatos: instalación en superficie o empotrable.

Todos ellos disponen también de mejoras en sus funcionalidades, como el control de iluminación constante que, al integrar un sensor de luminosidad, es capaz de regular la luminosidad en función de la luz natural. Además, mejoran la capacidad de proceso de las funciones lógicas e integran un receptor de órdenes a través de un mando a distancia, con lo que se ha conseguido reforzar distintos ámbitos de actuación dentro de la gama. Son configurables con facilidad a través del software eConfigure KNX Lite (disponible en el Portal de Partners Electricistas de Schneider Electric) y también desde otros softwares ETS, gracias a la herramienta de configuración exprés que incluyen y al LED de indicación de detección para tests de funcionamiento.