SHARE
La patronal eléctrica quiere que no se vendan vehículos con emisiones en 2035

Aelec, la patronal eléctrica, acaba de plantear al Ministerio de Transición Ecológica que se prohíba la venta de vehículos que contaminen a partir de 2035, mientras que para que ni siquiera circulen propone la fecha de 2050. De este modo, las eléctricas van más allá del compromiso que asumió la ministra Teresa Ribera con motivo de los primeros borradores de la Ley de Cambio Climático, en los que se citaba el año 2040 como la fecha para erradicar totalmente la venta de vehículos de combustión. Sin embargo, esta fecha no se ha hecho explícita después en el borrador de Plan Nacional de Energía y Clima para 2030, después de que la propia Comisión Europea considerase que era contrario al principio de neutralidad tecnológica. Finalmente el Gobierno lo transcribió simplemente como un deseo o una aspiración.

El planteamiento de Aelec surge a raíz de una consulta sobre estrategia energética que el propio Gobierno debe responder a la Unión Europea y supone también el fomento de los modos de movilidad activos (no motorizados, como las bicicletas o andar). La patronal quiere que se fomente también la instalación de puntos de recarga en las ciudades, tanto rápidos como lentos y en la vía pública, dependiendo de la demanda prevista. Asimismo observa también medidas paralelas como implantar zonas de cero emisiones en los propios centros urbanos de más de 10.000 habitantes; exención de impuestos y zonas de aparcamiento regulado libre para vehículos de cero emisiones; o la instalación obligatoria de puntos de recarga en las nuevas plazas de aparcamiento privados y públicos.

En relación con la energía, las eléctricas proponen internalizar en el precio de la energía todas las externalidades, eliminar de la tarifa costes no vinculados al suministro y evitar que el término fijo haga menos atractiva la recarga para los vehículos eléctricos. Además subraya la importancia de alcanzar un Pacto de Estado para que un marco regulatorio ambicioso en materia de cambio climático tenga entidad suficiente.