Conecta con nosotros

Fabricantes

Schneider Electric renueva sus soluciones de gestión térmica para refrigerar equipos

Publicado

el

Schneider Electric renueva sus soluciones de gestión térmica para refrigerar equipos

Schneider Electric acaba de renovar y ampliar su gama de unidades de refrigeración CU y de intercambiadores de calor CE de la línea ClimaSys. Cuenta con 155 referencias y amplias posibilidades en potencia de refrigeración y rango de temperatura y está pensada para satisfacer una extensa gama de requisitos de equipos e instalación. Los climatizadores disponen de un sistema de alarma integrado y soportan temperaturas ambiente de hasta 55 ºC, manteniendo el armario refrigerado sin importar la temperatura exterior. Los intercambiadores hacen frente a entornos muy contaminados. Los modelos aire-aire son idóneos para centros de producción de alimentación y bebidas, mientras que los modelos aire-agua son adecuados para instalaciones que no disponen de un circuito de aire exterior.

Además, la gama ofrece versiones con montaje superior o lateral, así como modelos Slim que se instalan en la puerta del armario y ahorran espacio. Los modelos en acero o acero inoxidable y los nuevos modelos Heavy Duty para exterior aportan la flexibilidad necesaria. Schneider suministra el software libre de cálculo térmico ProClima, diseñado para racionalizar y simplificar la especificación a la vez que ayuda a maximizar la eficiencia energética en la solución combinada de armario y refrigeración.

La gama ClimaSys ofrece mejoras en el diseño, como una rejilla externa más moderna y un caudal de refrigeración reconfigurado que maximiza la eficiencia energética. Los climatizadores incorporan, además, un termostato electrónico para un control más preciso de la temperatura. Otras características concebidas para ahorrar tiempo incluyen rejillas y filtros fáciles de limpiar y un código QR en cada panel que permite acceder a planos y especificaciones en línea desde un smartphone. La protección mejorada contra el agua y el polvo cumple la exigente norma IP 55, mientras que el uso de películas anticondensación optimizadas evita posibles daños ocasionados por el polvo y la corrosión.