Conecta con nosotros

Fabricantes

General Cable acerca al profesional a la normativa europea CPR

Publicado

el

General Cable acerca al profesional a la normativa europea CPR

General Cable ofrece a través de su propia web toda la información sobre los requerimientos del nuevo Reglamento Europeo de Productos de Construcción (CPR). En http://www.generalcable.com/eu/es/products-solutions/cpr se detalla de forma exhaustiva el contenido de esta normativa, que entró en vigor el pasado mes de junio, y también se da respuesta a las preguntas más frecuentes sobre su aplicación.

La CPR se halla actualmente en periodo transitorio y sus directrices serán de obligado cumplimiento para las empresas a partir del 1 de julio de 2017. El objetivo de esta reglamentación es facilitar la libre circulación de productos de construcción seguros y armonizados dentro de la Unión Europea, entre ellos los cables eléctricos. Entre sus principales ventajas está el hecho de que ahora los clientes podrán comparar más fácilmente los productos que adquieren con independencia del país en que estén fabricados, lo cual les será de gran utilidad en la toma de decisiones. Dada su condición de reglamento, es de obligada transposición en las leyes locales de los países miembros.

Seguridad ante el fuego

Una de las principales exigencias de la CPR tiene que ver con la seguridad en caso de incendio en un edificio. Sus normas detallan el comportamiento que debe tener un cable frente al fuego. El procedimiento de comprobación incluye factores funcionales, como la propagación del fuego, la generación de calor, las emisiones de humos, la caída de partículas inflamadas y así como la acidez y corrosividad de los gases generados. Todos estos requerimientos están definidos para aumentar el nivel de seguridad de las personas y los bienes materiales. Su campo de aplicación comprende los edificios y las obras de ingeniería civil, como túneles, puentes o autopistas.

De acuerdo con las especificaciones de la normativa CPR, existen siete clases de prestaciones de reacción al fuego, desde la A (nivel muy alto) hasta la F (nivel muy bajo). También hay criterios adicionales para las clases B a D, como la opacidad del humo, la acidez y la caída de gotas o partículas inflamadas. El marcado CE de los cables fabricados de acuerdo con las directrices que establece la CPR debe indicar su nivel de prestaciones ante el fuego mediante la etiqueta que acompañará  al producto y el documento de Declaración de Prestaciones (DoP).