SHARE
Fallece Juan Ramón Grau, fundador de Telematel y ex presidente de Afme

Juan Ramón Grau, uno de los empresarios de mayor raigambre del sector eléctrico, ha fallecido a los 79 años de edad. Fundador de Telematel y ex presidente de la Asociación de Fabricantes de Material Eléctrico, Grau destacó como impulsor de la industria y el asociacionismo en una época fundacional en muchos ámbitos y en la que contribuyó a su evolución a partir de su vitalidad, su carácter emprendedor y su carisma.

 

Destacó en su juventud como empresario decidido y apasionado que contribuyó al desarrollo industrial de la sociedad. Más tarde fue el alma de Himel, empresa que lideró con la visión de estandarizar e industrializar los envolventes eléctricos y expandió por decenas de países en todo el mundo. Más tarde acordó su venta al grupo Merlin Gerin, en la actualidad Schneider Electric, de una compañía que ya es parte de la historia industrial y de material eléctrico española. Y lo hizo para luego emprender otras aventuras empresariales, como la creación de Telematel.

Ya a principios de los años 80 y siendo presidente de Afme puso en marcha la nueva compañía “sabedor de que la tecnología de la información contribuiría a la mejora y transformación de las empresas del sector”. En Telematel, empresa desde la que se ha hecho público su fallecimiento y que “quiere manifestar el más profundo dolor por el reciente fallecimiento”, Juan Ramón Grau se dedicó en exclusiva a su impulso como referente en software y datos de los sectores de la electricidad, fontanería y climatización. Aunque personalmente ya estaba jubilado desde hace años y no estaba involucrado en ella directamente, sí lo están sus descendientes, por ejemplo su hija Helena Grau, directora de Telematel Contenidos y con casi dos décadas de trayectoria ya en la empresa.

En la nota emitida desde la propia compañía, su actual director general, Xavier Fericle concluye, “Juan Ramón Grau era un hombre vital que sabía combinar sus proyectos empresariales con su pasión por el mar, el esquí o el golf. Su energía fue el origen de Telematel. Durante muchos años fue el alma de la empresa, a la que insufló valentía, inconformismo y espíritu de superación. Hoy Telematel sigue la estela de su ejemplo. Hoy queremos rendirle homenaje y extender su legado de hoy en adelante”.