Conecta con nosotros

Economía

Subir la luz para bajar los ingresos

Publicado

el

Los consumidores de baja tensión han reducido masivamente su potencia

El incremento en el término de potencia de la factura eléctrica ha provocado el efecto contrario, después de que particulares y pequeñas empresas hayan adoptado masivamente como medida de ahorro la disminución de la potencia. De este modo, el Ministerio de Industria se ha encontrado con un déficit añadido en el sistema, que lejos de paliar el que ya existía, ha servido para incrementarlo. Aunque no se cuenta con datos concretos según la tipología del consumidor, se ha constatado una auténtica avalancha de pymes y hogares que han decidido bajar el término de potencia para que el incremento de su coste tuviera un efecto diluido en su factura. Y sí existen datos oficiales, que son los que ofrece la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia y según los cuales, al final del pasado ejercicio, “ingresos por peajes a satisfacer por los consumidores finales de electricidad” habían caido un 5%, en torno a los 742 millones de euros. Esa cantidad se debe, en gran parte a las citadas bajadas de potencia, y en una proporción menor a la caída de la demanda eléctrica.

Y a causa de ello se ha provocado un desequilibrio financiero que perjudica notablemente al déficit de tarifa, Los clientes que redujeron su potencia están mayoritariamente entre los que consumen menos de 10kW, que son los de baja tensión y representan 3 de cada 4 consumidores, aunque también han contribuido los que están por encima de 15kW, que han recortado su potencia alrededor de un 6 ó un 7%. La puesta en práctica de esta medida popular ha repercutido en el consumo eléctrico, que cayó 2.849 gigavatios/hora durante todo el pasado año.