SHARE
El ministro de Industria reivindica la apuesta por el continuismo en materia energética

En el encuentro anual que el Diario Expansión organiza en torno al sector eléctrico, el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, abogó por mantener el mix energético “más adecuado”, que diversifique y alterne entre la energía nuclear y el carbón, aprovechando las ventajas de uno y otro y tratando de esquivar sus inconvenientes. Nadal también señaló que en relación con las energías renovables “se debe actuar con cautela, ya que las renovables constituyen un tipo de energía más volátil y menos controlable que el resto”. Previamente había señalado que “al introducir un número mayor de renovables por indicación europea, el espacio que queda para las energías convencionales es menor”.

El ministro apuesta pues por una política continuista que tenga como prioridades, “proporcionar seguridad en el suministro, alcanzar la eficiencia en cuanto al precio para el consumidor y cumplir con los compromisos ambientales”. Además puntualizó sobre las particularidades de nuestro caso, poniendo el énfasis en las elevadas tasas de desempleo y los problemas de interconexión con Europa, circunstancias que considera decisivas a la hora de diversificar en la elección del mix energético.

Para Álvaro Nadal, que descartó también cualquier cambio de regulación con respecto a la regulación a las compañías eléctricas, la energía nuclear garantiza ausencia de emisiones, aunque implica el problema de los residuos que genera, mientras el carbón es más flexible, pero contamina más, aunque añadió que “prescindir del carbón sólo por un motivo medioambiental no es posible, puesto que además hay que vigilar los costes”. El objetivo del Gobierno se centra en cumplir los objetivos de sostenibilidad, pero sin dejar a un lado la competitividad de los precios y la seguridad en el suministro. Por eso, estos dos últimos factores deben ser compatibles con la apuesta por las energías renovables.