Conecta con nosotros

Energía

Cinco tendencias que marcarán el desarrollo energético en los edificios en 2024

Publicado

el

Cinco tendencias que marcarán el desarrollo energético en los edificios en 2024

En Europa, el 40 % de la energía total consumida proviene de los edificios, porcentaje que se reduce en el caso de España, que se posiciona en casi un 31 %, según datos del IDAE, Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía. Ahora, gracias a las nuevas tecnologías, tendencias y marcos legislativos pueden ser mucho más eficientes energéticamente, empleando energías renovables y convirtiéndose así en elementos clave para la transición energética. Aprovechar precisamente las renovables, y renovar los edificios para hacerlos más eficientes o instalar más estaciones de carga de vehículos eléctricos serán algunas de las tendencias que veremos este año en su desarrollo energético.

 

Producción propia de renovables

En la Unión Europea, algo más del 20 % de la energía producida es renovable, todavía lejos de llegar al 42,5 % fijado para 2030. Por eso, los programas legislativos han acelerado la necesidad de mejorar la eficiencia de los edificios. Para lograr que puedan producir su propia energía renovable necesitan implementar sistemas de gestión y almacenamiento de energía con baterías, que permiten que esa energía se emplee en el momento óptimo, no sólo cuando se produce. Su adopción se prevé que siga creciendo a medida que se acerque la fecha límite de 2030.

 

Mayor uso de la energía inteligente

Muchas empresas están invirtiendo en hardware y software informático para gestionar la energía, creando redes inteligentes o centros de energía. De esta forma, se acelera la toma de decisiones instantáneas y calculadas de los algoritmos y mejora los resultados, al tiempo que se ahorra en costes.

 

Edificios renovados para ser eficientes

El 75 % de los edificios de la UE desperdician energía. Por eso, su renovación seguirá siendo un tema candente en el sector en 2024. Mejorar el aislamiento de los edificios y los sistemas de calefacción seguirá siendo tan importante como invertir en la producción de energía renovable y softwares de gestión de la energía. Según la Directiva de Eficiencia Energética de los Edificios revisada, se deben crear planes nacionales de renovación de edificios que aborden las barreras de la descarbonización, la financiación, la formación y la seguridad de los trabajadores cualificados que se encuentran en escasez.

 

Instalación de cargadores para vehículos eléctricos en las infraestructuras

Las flotas de vehículos tradicionales siguen siendo responsables de 12 % de las emisiones de carbono de la Unión Europea. Para los próximos años se espera que las ventas de vehículos eléctricos crezcan exponencialmente, pero, es necesario que se instalen al mismo ritmo las infraestructuras de carga. De cara a 2024 se instalarán más cargadores de vehículos eléctricos en los hogares, y también se espera cada vez más que los edificios comerciales proporcionen carga eléctrica para los clientes y el personal, algo que ya ha comenzado a darse durante este año.

 

Una mayor adopción de la economía circular

La energía renovable no se agotará, pero los materiales necesarios para construir productos para la transición energética, como paneles fotovoltaicos o sistemas de almacenamiento de energía en baterías, pueden hacerlo. La Comisión Europea ya ha advertido al sector de la construcción que debe considerar diversas formas de mejorar la longevidad, durabilidad y adaptabilidad de los edificios y encontrar nuevas formas de utilizar productos y materiales de reutilización formará parte de esta ecuación.