Conecta con nosotros

Energía

El Ayuntamiento de Barcelona creará una comercializadora de electricidad

Publicado

el

Ada Colau, alcaldesa de Barcelona

El Ayuntamiento de Barcelona dedicará más de 130 millones de euros al desarrollo de actuaciones para aumentar la autonomía energética de la ciudad, reducir el impacto ambiental de la producción de energía y garantizar el suministro a los ciudadanos en los próximos tres años. Además prevé que el 30% del alumbrado funcione con leds en 2019. Entre estas medidas destaca la creación de una comercializadora de energía pública local que compre la energía eléctrica de fuentes renovables públicas y privadas generada en Barcelona, así como a continuación la venta a los hogares y a los entes municipales. Los ciudadanos podrían abonarse en octubre de 2018. Con la medida, el consistorio que dirige Ada Colau quiere crear un modelo propio que se basa en las siguientes apuestas: “ahorro, para llegar al 100% renovables, por la eficiencia y por la soberanía; reducir un 10% el consumo per cápita, un 18% la emisión de gases de efecto invernadero, doblar la capacidad de generación de energías renovables y trabajar para garantizar que nadie se quede sin poder calentar o iluminar su hogar”, tal y como explicó la teniente de alcaldía de Ecología, Urbanismo y Movilidad, Janet Sanz.

Sanz también lamentó la escasa capacidad de incidir en la regulación del mercado eléctrico que tienen los ayuntamientos por la escasez de competencias y que el Gobierno “sea el único de Europa que no apuesta por las energías renovables”. Además, la comisaria de Ecología del ayuntamiento, Eva Herrero, ha asegurado que otro de los objetivos que se persigue es lograr que en Barcelona “todo el mundo pueda producir energía renovable” y será “fácil” y se podrá garantizar el suministro a las familias vulnerables. También se prevé renovar con leds 25.000 puntos de luz del alumbrado barcelonés, lo que supondría alcanza el 30% del total en 2019.

La inversión para llevar a cabo el Plan es de un total de 130,7 millones de euros, que el concejal de Presidencia y Energía, Eloi Badia, desglosó en 75,9 millones para llevar a cabo acciones de ahorro, eficiencia energética y gestión de la demanda; 36,2 millones, a generar energía. 8,4 millones más para cubrir el coste de abastecimiento de energía y garantía de suministro; y 10 millones se dedicaran a incrementar la cultura energética. Por último el Ayuntamiento destinará 200.000 euros a crear y poner en funcionamiento el Observatorio de la Energía de Barcelona, que cada año hará un balance de cómo evoluciona energéticamente la ciudad.