SHARE
Asinem y Consumo presentan una Guía con consejos para saber cómo reclamar a las eléctricas

En lo que va de 2017 la Dirección General de Consumo Balear ha registrado 96 reclamaciones contra compañías de suministro eléctrico o de gas, mientras que la Unidad de Información y Trámite ha recibido 411. Parte de dichas reclamaciones hacen referencia a prácticas comerciales agresivas, y por ese motivo Consumo, en colaboración con Asinem, Asociación de Empresarios de Instalaciones Eléctricas y de Telecomunicaciones, ha editado una guía de consejos y advertencias para los usuarios, donde también se explica cómo reclamar.

Así lo explicó el director general de Consumo, Francesc Dalmau, durante una rueda de prensa conjunta con el director general de Energía y Cambio Climático, Joan Groizard; el presidente de Asinem, Jaume Fornés, y el representante de la asociación de consumidores y usuarios La Defensa, Bernat Ferrer. Todos ellos han remarcado la importancia de que el consumidor esté adecuadamente informado para evitar problemas.

La agresividad comercial de las compañías eléctricas en la captación de clientes está provocando que en muchos casos se produzcan incumplimientos de la Ley de Competencia y la de defensa de los consumidores, con prácticas y argumentos discutibles que engañan al consumidor, “sobre todo de sectores vulnerables, como las personas mayores”, recalcó Dalmau. Según el director general de Consumo esta situación “nos preocupa porque son campañas muy agresivas que van destinadas a un público muy determinado”. Por ello, su dirección general está estudiando introducir cambios en la Ley de Consumo.

Estas prácticas no son llevadas a cabo directamente por las comercializadoras de energía, sino que se trata de gabinetes o consultoras de marketing que emplean para ello personal muy motivado con sustanciosas comisiones por contrato firmado y que utilizan el engaño como técnica de trabajo más habitual. Desde Asinem calculan que en España hay más de 500.000 contratos fraudulentos. El presidente, Jaume Fornés ha apostado por “la ética y la transparencia para crear una nueva cultura energética”.

La Dirección General de Energía también ha recibido reclamaciones en este sentido. Groizard ha advertido que “las empresas buscan llevar al cliente al mercado libre porque allí es donde pueden hacer este tipo de ofertas”. Por ello es muy importante buscar información y actuar sin presión.