SHARE
Fermax traslada el videoportero al móvil

Fermax acaba de poner en el mercado su nuevo Kit Way-FI, un práctico equipo que funciona sobre tecnología de dos hilos y permite realizar la mayor parte de las funciones del videoportero de forma remota, de tal manera que el usuario puede ver quién llama a su vivienda y establecer o no una conversación con la visita y abrir la puerta de su vivienda utilizando su smartphone desde cualquier lugar del mundo donde se encuentre.

El desvío de llamadas desde un videoportero a un teléfono inteligente es ya una realidad que, hasta el momento, se encontraba tan solo disponible en los equipos de gama alta más sofisticados. Ahora Fermax ofrece la misma funcionalidad a un precio mucho más asequible con el nuevo kit, pensado para viviendas unifamiliares, que se instala con 2 hilos y puede ser utilizado de forma remota a través de un teléfono inteligente.

El equipo cuenta con un terminal que integra conectividad Wi-Fi, a través de la cual y mediante una app se emparejan fácilmente el videoportero y el teléfono, consiguiendo trasladar las funciones del terminal doméstico a la pantalla personal. Además de las funciones habituales del videoportero, se puede observar las imágenes que capta la cámara de la calle sin que nadie haya llamado, activar un segundo relé o abrir la puerta de la calle desde fuera y sin llaves, un detalle perfecto para despistados. Por si fuera poco, se puede incluso consultar el buzón para ver las llamadas perdidas. Es necesario que el terminal se conecte a la Wi-Fi del hogar y el teléfono disponga de conectividad Wi-Fi, 3G o 4G.

La opción permite que haya múltiples conexiones entre los terminales domésticos y los móviles, de tal manera que un solo videoportero puede enviar su señal a un número ilimitado de smartphones (los de varios miembros de una familia, por ejemplo). Y, en sentido inverso, es posible controlar desde un mismo móvil varias viviendas en las que se haya instalado este producto (ideal para alojamientos turísticos).

El kit incluye todo lo necesario para su instalación en una vivienda unifamiliar. Cuenta con una placa de calle de diseño moderno, reducidas dimensiones y montaje en superficie; está fabricada en aluminio y tiene tarjetero retroiluminado, cámara color gran angular y visera de protección incluida. El monitor Way-FI, de diseño minimalista con pantalla táctil capacitiva de 7 pulgadas, también se monta en superficie; cuenta con un menú intuitivo y un considerable número de funciones extra: captura de imágenes, histórico de llamadas, función no molestar, 16 melodías de llamada y posibilidad de función intercomunicación entre los monitores instalados en la vivienda.