Conecta con nosotros

Asociaciones

Más de 350.000 consumidores no reciben su factura eléctrica desde hace meses

Publicado

el

Más de 350.000 consumidores no reciben su factura eléctrica desde hace meses

Asinem, Asociación de Instaladores Empresarios de Baleares, ha hecho público que la compañía Endesa Distribuidora ha dejado de emitir lecturas desde que el pasado 1 de junio entrara en vigor el nuevo sistema de peajes de electricidad y, de este modo, son más de 350.000 los consumidores que no han recibido su factura de la luz. Los datos han sido facilitados por varias comercializadoras con las que Asinem ha tenido contacto, que han comunicado que dichos consumidores han dejado de recibir las facturas porque la compañía distribuidora no ha pasado datos de las lecturas.

 

Las distribuidoras eléctricas en España están organizadas por zonas, de tal manera que no es posible su elección por parte de los consumidores, que quedan desamparados ante sus posibles malas praxis. Este sería el caso de Endesa Distribución en Baleares que ahora denuncia Asinem, que tampoco ha recibido respuesta por parte de la compañía cuando ha intentado ponerse en contacto con ella para verificarlo.

Por todo ello, la asociación mallorquina ha interpuesto una reclamación ante el órgano competente en esta materia, la Dirección General de Energía, “alertando de la situación de abandono en la que se encuentran una gran cantidad de clientes, más del 10 % de todos los suministros de Baleares, afectados por este problema”. Y añaden además que el problema se agrava si se tiene en cuenta “el encarecimiento del precio de la luz en las últimas semanas, que ha hecho que la factura en este mes de agosto sea más de un 40 % más cara que en el mismo período que el año pasado”. Desde Asinem se recuerda también que no es la primera reclamación que la asociación tiene que presentar ante órganos públicos por incidencias de la compañía distribuidora, ya que hace unos meses hizo lo mismo en la Dirección General de Industria, por unos casos de lecturas estimadas provocando un gran perjuicio en el cliente final.