SHARE
Asinem, “molesta” con los procedimientos en la gestión de conexiones de Endesa

La Asociación de Instaladores Empresarios de Baleares y el colectivo al que representa se han mostrado “molestos” con el funcionamiento de la compañía eléctrica Endesa. Así lo manifestaron en el transcurso de una jornada informativa celebrada en su sede sobre la tramitación y gestión de nuevas conexiones por parte de la compañía suministradora, a la que asistieron su director de Distribución, así como el responsable de Explotación, la de Operaciones Comerciales de Red y el de Gestión Comercial de Conexiones. Durante la sesión se informó sobre los canales para las gestiones de conexiones a la red de distribución, que se componen únicamente de un número telefónico de tarificación especial y una dirección de correo eléctrico. Ante la demanda del colectivo de facilitar un teléfono de atención gratuito, los representantes de la distribuidora en Baleares manifestaron que decidirlo no forma parte de sus competencias, lo que implica que el colectivo de empresas instaladoras deba asumir un sobrecoste cada vez que necesitan llamar en representación de un cliente.

Sobre este mismo asunto indicaron que “actualmente hay un grado de cumplimiento del 100% en los plazos de respuestas a las solicitudes de conexión” aunque desde la asociación se asegura que este dato “es totalmente falso y pretencioso, ya que se tiene constancia con casos reales en los que no se han cumplido estos plazos”. Además, desde el colectivo de instaladores se demandó una mayor comunicación para el beneficio de los ciudadanos que son quienes sufren las consecuencias del mal funcionamiento de la distribuidora. Para ello, se expusieron casos de suministros solicitados antes de comenzar la construcción de una vivienda y que, al terminar la construcción, todavía no estaban realizados los trabajos de extensión de red a pesar de ya haber sido pagados por el solicitante. Los instaladores de Asinem denuncian una “situación de impotencia ante los clientes, ya que no disponen de canales de comunicación en los que poder solicitar información sobre el estado de las peticiones de suministro”.

Asimismo, los instaladores reclamaron que los técnicos de la compañía que lleven a cabo inspecciones de instalaciones de clientes deben identificarse como trabajadores de la compañía y también dejar, al finalizar la visita, un informe con el resultado de la misma. A día de hoy, no existe ninguna constancia de estas visitas y el consumidor no dispone de comunicación alguna para demostrar que su instalación es correcta y puede conectarse a la red.