Patrocinado por:

Logotipo de Novelec

SHARE
Radiador grande cerca de ventana

En Grupo Novelec hemos hablado de la eficiencia energética, el ahorro y los beneficios que genera en la industria, también en otras instalaciones como un puerto deportivo, un camping o una vivienda. Hoy te hablaremos de cómo optimizar los recursos para la calefacción central en las comunidades de vecinos.

Cómo afrontar la modernización de edificios antiguos con servicios comunitarios: beneficios que podemos obtener

Hoy en día existen muchos edificios de fabricación antigua que se construyeron entre 1980 y 1995. Suelen ser grandes, con zonas comunes espaciosas. Cabe destacar que el consumo de los sistemas centralizados de calefacción son los gastos más comunes que hay que afrontar en una comunidad con dichos servicios.

Podemos dar un paso más en la modernización y servirnos de la domótica y del IoT. Es decir, controlar todos y cada uno de los sistemas a través de tecnología
inalámbrica. Se emiten datos a unos programas informáticos que, además de la función de control, nos proporcionarán una serie de datos de frecuencias, consumos y gasto energético muy valorables para poder ser responsables energéticamente. Estos sistemas suponen una inversión asequible que se ve amortizada rápidamente, ya que optimizará el consumo de todas las instalaciones de la comunidad de vecinos.

Diferencias existentes entre el protocolo M-Bus y el W-MBus

El M-Bus (Meter Bus) es un sistema de lectura para la medición de los dispositivos. Es un protocolo estándar europeo. El sistema es de tipo jerárquico, es decir, existe un equipo maestro que dirige a otros dispositivos enlazados a él que se llaman esclavos (master/slave), usando la comunicación en ambas direcciones. Está normalizado según la EN13757. Este sistema se utiliza para lectura de medidores, tanto de calefacción como contadores de agua o de luz, entre otros.

El WM-Bus es el mismo sistema, pero funciona de manera inalámbrica. Envía y recibe los datos que está midiendo. El WM-Bus nos permite usarlo en instalaciones grandes, ya que funciona con radiofrecuencia.

¿Qué son los repartidores de costes de calefacción?

En la mayoría de los edificios de España existe todavía el sistema de calefacción central. Con este sistema no podemos determinar el coste de calefacción de cada vivienda, ya que la disposición de los tubos de radiadores en columna o en anillo no lo permiten por sí solos. De momento no es obligatorio instalar contadores individuales o repartidores de costes, pero más adelante será obligatorio instalar estos materiales para la calefacción central.

Los repartidores de costes de calefacción son unos aparatos electrónicos pequeños que se instalan en todos los radiadores de una vivienda y miden la temperatura. De esta manera reparten el consumo de la instalación central de forma individual. Los aparatos son inalámbricos y se instalan de una manera muy sencilla, además de tener un bajo coste. Los repartidores de costes de calefacción nos aportan múltiples beneficios, ya que la repartición del coste por consumo de calefacción en comunidades de vecinos es más exacta.

¿Cómo integrar tecnologías tan diferentes como contadores de kilocalorías, contadores de energía eléctrica y medidores de la calidad del aire?

Todas estas tecnologías se pueden integrar a través de tecnologías del IoT como MQTT y LoRaWAN. Cada contador tendrá su función, pero puedes comunicarlos entre sí e integrarlos en una misma base de datos para aportarte beneficios en el ahorro de energía o consumo de agua.

Una buena calibración es indispensable para el buen funcionamiento de los contadores. Con esta integración consigues un control inteligente, puesto que puedes poner parámetros de control para tener un completo control energético. Por ejemplo, si sabes que la calidad del aire se modifica con la temperatura, podrías regularlo.

Una vez desplegado un sistema IoT, ¿qué otros servicios puedes integrar?

Un sistema IoT te da múltiples aplicaciones. Por ejemplo, podrás controlar las luces de toda la comunidad de vecinos y te avisará si hay alguna luz que se ha quedado encendida sin necesidad, además de poder controlar las horas de encendido y apagado, o el apagado cuando no haya presencia.

Otros Servicio interesantes son: la gestión del riego si hay zona de parque o de jardín, localización mediante GPS de personas y mascotas. Control de aforo en espacios comunes, etc.

Todas las medidas que hemos explicado van encaminadas al ahorro en comunidades de vecinos. Seguro que también podemos aplicarlas en la industria, en hoteles y en usos particulares. Sigue las noticias de nuestro blog para estar actualizado de las aplicaciones que el IoT puede aportarte y ver que están al alcance de ti.