Conecta con nosotros

Economía

España es el segundo país de Europa con el gas más caro

Publicado

el

Contador de GasNatural

Recientemente hemos sabido que la Comisión Europea ha exigido en varias ocasiones al Gobierno de España que revise la política energética, en particular en cuanto a las tarifas de gas, así como también que apruebe una tarifa social o bono social al igual que existe para el mercado eléctrico, que proteja a las familiar más vulnerables.

En la reciente modificación que ha sufrido el bono social eléctrico se esperaba que el Gobierno creara uno igual para el mercado del gas, pero finalmente no ha sido así. Las explicaciones se han justificado en una cuestión regulatoria que no obliga a la existencia de ese bono social, ya que el gas no se considera un servicio básico, a diferencia del agua o la electricidad, que sí son considerados servicios imprescindibles para la supervivencia. En el caso del gas existen diferentes alternativas (bombonas de butano, electricidad, etc.).

La reforma del bono social prevista para las próximas semanas considera un descuento del 25% del precio de tarifa regulada, y mantendrá las condiciones que se han venido aplicando hasta ahora, es decir contar con una potencia instalada inferior a los 3 kW, pensionistas con ingresos mínimos, familias numerosas o aquellas que tengan a todos los miembros en edad de trabajar en situación de desempleo.

Conforme a Eurostat, el precio del gas en España se situa en 8,57 c€/kWh en 2016, un importe mucho mayor que el que pagan todos los países de Europa, y superado sólo por Suecia, donde se llega a pagar 11,42 c€/kWh. Así tenemos los 8,38 c€/kWh que se pagan en Italia, o los 8,08 c€/kWh en Holanda. Con todo, una comparativa del precio del gas nos indica que este bajó con respecto a 2015, donde se llegaron a pagar 9,5 c€/kWh.