Sobre el nuevo tratamiento de las instalaciones eléctricas en las inspecciones técnicas...

Sobre el nuevo tratamiento de las instalaciones eléctricas en las inspecciones técnicas de edificios

431
SHARE
Manuel Juez, presidente de APILET

APILET, Asociación Profesional Industriales Electricistas y de Telecomunicaciones de Burgos y Provincia, celebra el nuevo tratamiento de las instalaciones eléctricas en las inspecciones técnicas de edificios. El contrato de mantenimiento con una empresa habilitada, facilitará el trámite de las ITE´s, permitiendo a las comunidades de vecinos que lo posean no someterse a más control.

Los propietarios y comunidades que tengan suscrito un contrato de mantenimiento de las diferentes instalaciones eléctricas, con una empresa habilitada deben someterse a un chequeo, que hasta ahora no era obligatorio en instalaciones de edificios que no precisen inspección obligatoria por organismo de control autorizado y que las obligaba a la inspección técnicas de edificaciones (ITE´s).

La nueva medida que introduce la Junta de Castilla y León, equipara así el mantenimiento de las instalaciones eléctricas al  de otros servicios que ya gozaban de esta consideración como el gas o el de los ascensores. Desde APILET valoramos positivamente el anuncio realizado por el coordinador de servicios de la Dirección General de Industria e Innovación Tecnológica, Carlos Iván Riñones, en el transcurso del Segundo Congreso de Inspecciones Técnicas de Edificios, Rehabilitación, Regeneración y Renovación Urbana del Instituto de la Construcción de Castilla y León, celebrado en León. Además, consideramos que mediante el contrato de mantenimiento se facilita el trámite ante las ITE´s, además de asegurar la correcta seguridad de los edificios que no precisen inspección obligatoria de estos por organismo de control.

La ITE actual, en el ámbito de la electricidad sólo contempla una comprobación mínima acerca de que existe la documentación correcta, esto es, el certificado emitido por instaladora habilitada, también conocido como boletín eléctrico.

También algunas instalaciones eléctricas relevantes, como las piscinas, los garajes o los alumbrados de la comunidad, deben actualmente pasar una revisión por un Organismo Autorizado (OCA) cada cinco años. Lo mismo sucede actualmente con los edificios de más de 100 kW de potencia instalada.

A partir de la publicación de esta nueva normativa, todas las viviendas de más de 40 años, con mayor riesgo eléctrico, cuando reciban la visita del técnico para efectuar la inspección del edificio, éste también comprobará un listado de puntos de control que garanticen que la instalación es segura.

APILET ha trabajado junto con la Federación Regional, PECALE y la Dirección General de Industria de la Junta de Castilla y León para elaborar ese listado de puntos de control, a través del cual se revisará el estado de la acometida eléctrica del edificio, de la línea general de alimentación, del estado de las conexiones y, en general, de todos aquellos puntos calientes que podrían provocar riesgo de incendio, de quemaduras o de contactos indirectos.

APILET recomienda la realización de un contrato de mantenimiento que asegure:

  1. a)     La revisión de oficio por un instalador autorizado, al menos una vez al año de todos los puntos de control que indica la Junta.
  2. b)     La identificación de mejoras que incrementen la eficiencia energética de la instalación.
  3. c)     La inmediata corrección de defectos que garanticen la seguridad eléctrica

En esta línea, APILET ofrecerá a sus asociados el modelo elaborado por la Federación Regional, PECALE, que asegura la correcta cadena de valor de seguridad verificando los puntos importantes y las mediciones obligatorias. Con este nuevo tratamiento reconocido por la mesa de Seguridad Industrial de Castilla y León, las ITE´s adjuntarán a la inspección el contrato de mantenimiento suscrito por la empresa habilitada y los propietarios de las comunidades de vecinos no tendrán que someterse al chequeo del técnico competente en la inspección técnica de construcciones.

Un año, este 2019, muy importante en el lanzamiento de múltiples versiones de vehículos eléctricos y en el que muchos particulares de las propias comunidades elegirán instalar sus puntos de recarga en sus plazas de garaje, por lo que las revisiones deberían ser más continuadas. APILET recuerda que las ayudas ya han sido aprobadas, tanto para la compra como para la instalación de los cableados necesarios.