SHARE
El mercado de la movilidad eléctrica cae casi un 33 % en agosto

Durante la octava reunión de la Mesa de la Movilidad Eléctrica de la Comunidad de Madrid se han extraído conclusiones sobre la realidad actual y se ha constatado que Madrid es la región que más matriculaciones de vehículos eléctricos registra, con 13.319 unidades vendidas en 2020, de las 35.745 que sumó el conjunto del país el año pasado.

 

La mesa es una iniciativa impulsada por la Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad y secretariada por Aedive, la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso de la Movilidad Eléctrica, y en ella participan medio centenar de representantes de empresas, asociaciones e instituciones públicas y privadas.

 

Mejoras de la Movilidad Eléctrica en la Comunidad de Madrid

En esta octava reunión participó el viceconsejero Mariano González-Sáez, que destacó el liderazgo y puso el énfasis en varias cuestiones, como por ejemplo la transformación paulatina del parque de autobuses a nivel municipal y regional, con el 53 % de los viajes en transporte público realizados ya en modo eléctrico y el 50 % de los autobuses propulsados por energías alternativas.

González-Saéz incidió también en detalles como el despliegue de infraestructuras de recarga pública de baja, media y alta potencia; los servicios de movilidad compartida eléctrica; el impulso de ayudas regionales y municipales para la adquisición de puntos de carga y vehículos eléctricos; así como bonos para el achatarramiento de vehículos de combustión, entre otros.

Con respecto a las ayudas del Plan MOVES 2 en la Comunidad de Madrid, el director general de Industria de la Comunidad de Madrid, David Valle, destacó que la región consumió las cantidades asignadas del plan para la primera actuación en una semana y para la actuación 2, ya hay comprometido más del 60 %, aunque el ritmo de solicitudes augura un previsible agotamiento en breve, por lo que la Comunidad ya ha solicitado al Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, que gestiona el plan, una ampliación de 5,5 millones de euros para vehículos eléctricos y 2 millones de euros para las infraestructuras de recarga.