SHARE
3.000 euros de subvención por comprar un coche eléctrico en el País Vasco

El Gobierno Vasco ha aprobado un plan dotado con casi 500 millones de euros para los próximos dos años, que abarca ayudas a la investigación, la instalación de puntos de carga y a la renovación del parque de vehículos. Todo ello con el objetivo de que el vehículo eléctrico se implante definitivamente en el territorio y se multipliquen por cuatro los poco más de 1.100 modelos matriculados hoy en día en Euskadi. De este modo, se subvencionará con hasta 3.000 euros la compra de un coche eléctrico, como parte de un “Plan Renove” para particulares y empresas, entre cuyas condiciones se establece que la máxima cuantía sólo se concederá en caso de que el vehículo comprado sea eléctrico puro y, además, el antiguo sobrepase los 10 años de vida o los 7 años para las furgonetas. También es condición necesaria que estos últimos sean dados de baja y convertidos en chatarra.

El inicio del plan se produce en marzo y también abarca la adquisición de vehículos híbridos, de “autonomía extendida”, de gas natural o de hidrógeno, aunque la cantidad en ese caso se sitúa entre 2.250 y 2.500 euros. Asimismo, se incluyen igualmente vehículos que aunque no sean eléctricos sí tengan una calificación energética A, es decir con emisiones inferiores a 114 gr/CO2 por kilómetro o de 182 gr CO2/Km, en cuyo caso la cantidad se limita a los 2.000 euros. La parte de plan dirigida a este “Plan Renove” no excede los 5 millones de euros, lo que permitiría triplicar la flota actual. No obstante, la ambición del Gobierno Vasco es llegar a 4.800 coches eléctricos antes de que concluya 2020 y poder afrontar una expansión completa hacia el final de la próxima década. Todo ello brinda además una oportunidad para generar empleo en un ámbito alternativo y vinculado al cambio climático y la transición energética. Impulsar y multiplicar la infraestructura es la otra parte básica del plan, que quiere servir también para persuadir a los consumidores acerca de que la movilidad eléctrica es ya una alternativa real y consistente y contribuir a ir eliminando todas las reservas que puedan existir.

En la actualidad, en el País Vasco hay 1.143 vehículos eléctricos y 73 puntos de recarga públicos, además más de 300 privados. Se pretende superar el centenar de los puntos públicos para final del año próximo y conseguir también que el transporte público eléctrico se incremente un 20%.