Conecta con nosotros

Rehabilitación

10 millones de viviendas necesitadas de rehabilitación y multitud de trabas burocráticas para llevarla a cabo

Publicado

el

Informe "Claves de sostenibilidad para acelerar el proceso de rehabilitación de viviendas en España"

El Consejo Superior de Colegios de Arquitectos de España ha presentado este martes 28 de junio, en Madrid, su informe “Claves de sostenibilidad para acelerar el proceso de rehabilitación de viviendas en España”, a través de su Observatorio 2030, y en el que ofrece algunos datos significativos en torno a la rehabilitación, como que cerca de la mitad del sector prevé contratar más trabajadores en los próximos años para aprovechar el impulso que supondrán los fondos europeos del Next Generation EU, aunque se ven comprometidos por los problemas y retraso que suponen los procesos administrativos.

 

En el citado estudio colaboran además otras entidades como diversos ministerios y otros organismos nacionales e internacionales y asociaciones y compañías privadas, así como una empresa consultora, que se ha encargado de obtener la información, de la que se deduce que más de 10 millones de viviendas en España necesita intervención en alguna o varias materias de rehabilitación. Pese a la necesidad latente, a la presencia de los fondos y al consenso políticos existente liderado por el propio Gobierno, el sector no coge el impulso necesario y, en gran parte, se debe a los trámites burocráticos y la falta de coordinación existente entre el ámbito público y el privado.

Presentación del Informe "Claves de sostenibilidad para acelerar el proceso de rehabilitación de viviendas en España"

El 82 % de las viviendas están en los tres peores tramos de la calificación energética

El informe define a nuestro parque de viviendas como “el más envejecido de Europa”, en el que 8 de cada 10 tienen una antigüedad superior a los 20 años y un porcentaje algo superior, en torno al 82 % está en los tres peores tramos de la calificación energética, con lo que ello supone de posibilidades de mejora en la eficiencia, uno de los requisitos prioritarios para la asignación de los fondos europeos.  Sin embargo, el informe señala también las dificultades con las que se encuentran quienes trabajan en el ámbito de la rehabilitación. Un tercio, el 32 % de los consultados achacan las trabas a las administraciones locales y autonómicas, mientras un 20 % las identifica en la Administración Central. Dentro del porcentaje restante un 15 % culpa a una parte del sector privado, como son las entidades financieras. Por el contrario, si se pregunta dónde están las mayores opciones de actuación para revertir el problema, los encuestados señalan primero a las administraciones locales y autonómicas, más de un 16 %, y luego las entidades financieras, al borde de la misma cifra.

 

El sector necesitará un 13 % más de profesionales ahora y un 36 % en 4 años

Cuando se compara la situación española con la de otros países vecinos, España sale mal parada porque apenas rehabilita, un 0,08% al año de todo el parque; mientras Francia supera el 2 % y Alemania está en el 1,49 %. Para lograr los objetivos de descarbonización de la Unión Europea para 2050, el estudio considera que nuestro país debería incrementar el volumen de rehabilitación, multiplicando por 40 los valores actuales. Por último, el análisis sitúa a la cuestión económica como uno de los principales problemas, porque una abrumadora mayoría, el 95 % cree que son imprescindibles las ayudas de los fondos europeos, aunque un porcentaje casi similar reconoce que los procesos para obtenerlas son demasiado complejos, hay poca información sobre los mismos y falta colaboración entre las vertientes pública y privada. De este modo, más de un 57 % de los consultados creen que no existen suficientes herramientas y conocimiento para llevar a cabo el proceso. Reclaman formación administrativa, más que formación técnica o mano de obra. En todo caso, el optimismo prevalece cuando se consulta sobre el aumento de personal en las empresas, que será más leve a corto plazo, pero que eleva esa necesidad para dentro de 4 años, cuando se requerirá un 36 % más de trabajadores dedicados a la rehabilitación.