SHARE
La estrategia de ABB a favor del desarrollo de las nuevas microgrids

La estrategia de innovación de ABB y su tecnología están impulsando la introducción de microgrids a escala mundial. El portafolio de soluciones digitales de la empresa permite aumentar la seguridad, la inteligencia y la sostenibilidad de la electrificación, transformando el modelo energético hacia un modelo distribuido y renovable que permita reducir el calentamiento global y la generación de gases contaminantes en 7,6 % anual durante la próxima década.

 

 

Las Microgrids (microredes) son redes eléctricas de distribución a pequeña escala, que aprovechan los recursos renovables como la energía eólica y solar, los sistemas de almacenamiento de energía y los vehículos eléctricos, logrando que el conjunto sea un sistema energético más resiliente frente a los fenómenos meteorológicos extremos, los riesgos de seguridad energética y los cambios importantes o brudcos en la demanda de energía. Las previsiones apuntan a un fuerte crecimiento anual de doble dígito en el uso de microgrids durante la próxima década, pasando desde menos de 5GW a más de 20GW de capacidad instalada en todo el mundo. Se prevé que la inversión anual alcance unos 40.000 millones de dólares a finales de la próxima década.

 

Las tecnologías para Microgrids de la división Smart Power de ABB y las colaboraciones para la innovación con otros proveedores de soluciones apoyan este crecimiento con tecnología eléctrica para la generación, protección y digitalización continua de la energía las 24 horas del día. Modulares y ampliables, las soluciones de Microgrids de ABB simplifican su integración en edificios comerciales, industrias, comunidades de servicios públicos y embarcaciones marinas.

 

ABB suministra la tecnologías crítica y esencial para las Microgrids y su arquitectura, desde interruptores automáticos inteligentes hasta algoritmos de gestión de carga y plataformas digitales que permiten la monitorización de la energía y los activos. Con la plataforma digital ABB Ability™, las Microgrids pueden agregar diversos recursos energéticos distribuidos y optimizarlos para que sean sistemas ágiles, capaces de adaptarse en tiempo real a los cambios de la distribución eléctrica.

 

Para aplicaciones más sencillas, la solución modular puede conectarse a cualquier planta existente sin necesidad de actualizar su sistema actual. En el caso de las aplicaciones totalmente integradas, la solución mejora la estabilidad y fiabilidad de la red, prioriza las energías renovables y maximiza los ingresos económicos según tarifas de vertido, mejorando significativamente los gastos de explotación de las instalaciones.

 

Para las aplicaciones de energía solar, baterías, redes y grupos electrógenos, hay una amplia serie de beneficios. Como la solución puede conectar y controlar sistemas de gestión de baterías e inversores, los costes de inversión son inferiores y, además, su concepto «plug&play» permite reducir los costes estimados para los proyectos de Microgrids en hasta un 10 %.