SHARE
Nace en un grupo de trabajo de fotovoltaica en Cataluña para favorecer su desarrollo

Bajo el paraguas del Clúster de Energía Eficiente de Cataluña, punto de encuentro de sinergias entre organizaciones del sector catalán de las energías renovables, acaba de surgir un grupo de trabajo específico para la tecnología fotovoltaica. El grupo se constituyó formalmente el pasado 11 de junio en una reunión telemática con sus integrantes, que suman más de sesenta organizaciones y sus objetivos principales consisten en dinamizar el sector fotovoltaico catalán, colaborar con entidades públicas y desarrollar y dar a conocer los nuevos modelos de negocio asociados a esta tecnología. Para ello tienen previsto, entre otros, difundir las aplicaciones prácticas, modelos de negocio, alternativas para la financiación y los beneficios de esta energía limpia.

El Clúster considera que la fotovoltaica “es una energía limpia imprescindible para llevar a cabo la transición energética, ya que gracias a la privilegiada zona geográfica del país, la cantidad de horas de luz es una de las más altas del mundo. Esta situación facilita la abundancia necesaria de energía producida por el sol para que se convierta en uno de los ejes clave para un cambio de modelo sostenible”. Pero también añaden que “Cataluña es una región caracterizada por tener una potencia instalada mucho más baja que otras regiones con características similares”. Y quieren contribuir a solucionar este problema, “favoreciendo un desarrollo de la fotovoltaica del que se beneficie la ciudadanía y el territorio”.

El Clúster ya cuenta cn una decena de grupos de trabajo comprendidos en cinco categorías: energías renovables (autoconsumo, geotermia y fotovoltaica), servicios (alumbrado), edificación (fachadas inteligentes, ACFM – CEEC), industria (polígonos 4.0) y transversales (formación, pobreza energética y normativa).