SHARE
Nuevo Wire Terminal de Rittal, para el ensamblaje de cables más veloz

El cableado es uno de los trabajos más laboriosos en la fabricación de sistemas de control y armarios de distribución. Para promover la automatización en este paso, Rittal ofrece el nuevo Wire Terminal WT, una máquina automática y compacta de ensamblaje de cables que permite que el proceso sea ocho veces más rápido que si se hace de modo manual. Se trata de una tarea que requiere numerosos pasos de trabajo: cortar a medida, pelar, crimpar, etiquetar y, finalmente, colocar y conectar el cable terminado. El cableado constituye alrededor del 50 por ciento del trabajo y, por tanto, la mayor parte del coste total en la fabricación de un armario de control. De modo que existe un gran potencial de automatización de los procesos para aumentar la eficiencia.

La nueva máquina completamente automática de ensamblaje de cables Wire Terminal WT, disponible en las versiones WT24 Y WT36, contribuye a que el cableado sea más económico y eficiente. Sin necesidad de realizar ninguna modificación, se pueden producir hasta 24 o 36 cables diferentes de forma totalmente automática con cortes transversales de 0,5 mm² a 2,5 mm². Según la cantidad de cables, se deben seleccionar los rodamientos de cable correspondientes. Las tareas de corte a medida, pelado y crimpado se llevan a cabo sin la intervención de un empleado. El sistema de presión disponible de manera opcional puede imprimir en negro o blanco sobre el cable. Los cables ensamblados de este modo se transfieren de manera óptima a los posteriores pasos del proceso con un sistema de clasificación controlado. Dicho sistema de clasificación consta de un sistema de almacenamiento de 13 compartimentos con depósitos de punteras huecas y puede albergar hasta 1.300 cables.

Nuevo Wire Terminal de Rittal, para el ensamblaje de cables más veloz

En el caso de necesitarse crimpadoras automáticas para distintos cortes transversales, el Wire Terminal se puede equipar con una opción elevadora que permite cambiar rápidamente de una crimpadora a otra. En la versión estándar, se suministra con la máquina automática de pelado y crimpado RC-I, lo que permite procesar cinco cortes transversales distintos de 0,5 mm² a 2,5 mm² sin necesidad de cambiar de casquillos.

Para maximizar la eficiencia de los procesos automatizados en el taller, es imprescindible disponer de un almacenamiento de datos continuo. El nuevo modelo cuenta con las interfaces convenientes, de tal manera que los datos de proyección del ensamblaje con EPLAN Pro Panel se pueden utilizar para ensamblar los cables sin problemas y están disponibles para el cableado. Del mismo modo, los datos también se pueden introducir manualmente en la máquina. En todo caso, para que funcione de forma óptima con la herramienta «Smart Wiring» de Eplan, los cables deben clasificarse adecuadamente.