SHARE
Legrand presenta Ura21LED, eficacia para el alumbrado de emergencia

Tras la aprobación del nuevo Decreto 17/2019 de la Comunidad de Madrid, que incluye mejoras para el correcto funcionamiento de los equipos de alumbrado de emergencia ante un posible fallo de suministro eléctrico, deberán ser inspeccionados en la próxima década alrededor de 40.000 locales e instalaciones de alumbrado público. Esto implica, según la Asociación Española de Fabricantes de Iluminación que, a partir de ahora, deberán cambiarse cerca de 20.000 equipos de emergencia al año.

Según la nueva norma, los edificios y espacios de pública concurrencia deberán disponer de un alumbrado de seguridad capaz de mantener una autonomía suficiente para situaciones de evacuación (1 hora) y dotado de un sistema automático de control de funcionamiento.

Legrand presenta Ura21LED, eficacia para el alumbrado de emergencia

Legrand amplía ahora su modelo Ura21LED, con la incorporación de nuevos y exclusivos modelos autotest y el objetivo de aportar tecnología eficiente y sostenible y ofrecerse como la solución para edificios públicos y espacios comprometidos con la seguridad de las personas. Estos nuevos modelos, además de contribuir al mantenimiento y mejoras de las instalaciones gracias a su sistema de autoverificación (control de perfecto estado del equipo), realizan un test semanal de lámpara (se encienden los leds durante 15 segundos) y un test cada 3 meses de autonomía, cuando lo habitual en muchos modelos es que este último se realice sólo una vez al año.

Este sistema es garantía de seguridad del correcto estado y funcionamiento de la luminaria de emergencia y de las adecuadas condiciones de visibilidad y orientación en casos de evacuación. Además de aumentar la seguridad, supone un ahorro de tiempo en cuanto a instalación y mantenimiento, se reduce el consumo de energía y la emisión de gases efecto invernadero.

Legrand presenta Ura21LED, eficacia para el alumbrado de emergencia

Además dispone de dos leds de señalización con los que detectar fallos de funcionamiento y carga. Una luz verde fija o intermitente indicará que la lámpara funciona correctamente, y si parpadea, detectará que se está cargando la batería (se mantendrá en este modo hasta que complete la carga). En cambio, la luz amarilla intermitente reportará un fallo de la lámpara y si es fija, un error en la batería. La vida media de este modelo es de 150.000 horas, con flujo luminoso de 70 a 500 lúmenes y hasta 3 horas de autonomía (1, 2 y 3 horas) en caso de corte de suministro eléctrico (según modelo).

Ura21LED ofrece tres opciones a elegir que se adaptan a las necesidades de cada instalación y suponen un ahorro de tiempo y costes en mantenimiento: estándar (permite el control manual a través de un telemando), auto-test (test automático semanal de las lámparas y trimestral de la batería) y auto-test LVS2 centralizado (en la pantalla ordenador se puede observar de forma gráfica el estado de cada emergencia).

Con unas baterías fácilmente recambiables mediante fastons, las luminarias son enchufables y ofrecen una instalación rápida y segura, gracias a las bornas automáticas situadas en la base de la luminaria y con capacidad para 2 cables de 2,5 mm (para borna de alimentación y telemando). Además pueden hacerse IP 65 mediante un accesorio, la caja  estanca, cuyo cierre se realiza a presión, sin necesidad de herramientas. Esta caja lleva entradas pretroqueladas para su fácil instalación. Con apertura frontal, sin tornillos y compatible con la gama de luminarias de emergencias URA21LED y URA21NEW.

Para instalar en superficie o empotrada mediante el accesorio correspondiente (en techo o pared), URA21LED dispone de 4 entradas de cable (1 abierta en la parte posterior y 3 desfondables de Ø20mm para manguera o tubo rígido). Además, ante la previsión de proyectos profesionales y/o usuarios internacionales cuya tensión de alimentación no es de 230V, la compañía ha incorporado a la gama de productos URA21LED  luminarias de emergencia con fuente de alimentación a 120V.

Las luminarias están certificadas con la Marca N de AENOR, fabricadas con respecto a las normas nacionales e internacionales de producto y homologadas en ensayos en laboratorio.