SHARE
Las pymes instaladoras creadas tras la crisis económica facturan un 25% más que las anteriores

Este dato se desprende de las conclusiones que la Asociación Profesional de Empresarios de Instalaciones Eléctricas y de Telecomunicaciones de Madrid está obteniendo del Primer Informe de la Profesión InstaladoraEl Instalador en 2018”, elaborado junto a Telematel. Las pequeñas empresas instaladoras creadas a partir de 2010 facturan un 25% más que las creadas anteriormente y, por lo tanto, son más eficientes, también porque cuentan con un volumen de empleados mucho menor, en concreto 4,9 empleados de media, mientras las creadas previamente a la crisis contaban con una media de 20,5 empleados.

En la Comunidad de Madrid existen actualmente 1.995 empresas instaladoras, que aglutinan a cerca de 32.000 empleados. Estas cifras indican que la profesión instaladora supone el 1% del empleo de la Comunidad de Madrid y el 27% de la profesión instaladora de todo el país. Del estudio se desprende también que “el instalador eléctrico y/o de telecomunicaciones es un  profesional fiel en el sector; no destaca por la proactividad, pero demuestra fidelidad a una serie de valores éticos y profesionales. Además, se trata de un profesional capaz de reinventarse, con ilusión y visión de futuro”. Así lo asegura la directora general de Apiem, Desireé Fraile.

Este Primer Informe de la Profesión Instaladora ha sido realizado tras analizar las respuestas de una encuesta lanzada por la asociación madrileña entre 350 de sus asociados, así como tomando como referencia datos de universo de fuentes oficiales como el INE o los informes Forrester. El estudio es una iniciativa pionera de Apiem en la Comunidad de Madrid, que nace con vocación de transformarse en un estudio anual que ayude al sector a estudiar su evolución, sinergias y desafíos a lo largo del tiempo.