SHARE
Recorrido por la nueva iluminación del Museo Thyssen Bornemisza

De la mano de Feilo Sylvania, este pasado lunes se ha presentado recién concluido el proyecto de renovación de toda la iluminación del Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid, con la sustitución del último proyector halógeno. La tarea se ha realizado con luminarias de Concord by Sylvania, que permiten ofrecer a la colección y al propio Museo una visión repleta de nuevos matices y colores.

 

Recorrido por la nueva iluminación del Museo Thyssen Bornemisza

El reemplazo de la antigua iluminación de halógenas por una nueva tecnología LED supone todo un abanico de mejoras en la iluminación del espacio que se pueden apreciar fácilmente por el visitante, pero también otras ventajas en términos de ahorro energético, seguridad para las obras de arte o más eficiencia y calidad en la iluminación. Eduardo Fuentes, director general de Feilo Sylvania, enumeró muchas de ellas en su intervención, junto al retrato de Giovanna Tornabuoni, de Domenico Ghirlandaio, una de las obras emblemáticas del Museo y muchas veces su imagen icónica. Fuentes cifró en 12 años la vida media de las nuevas lámparas LED, así como en 28.000 euros al año, el ahorro económico. Las razones básicas de ello tienen que ver con que se ha reducido el número de proyectores, desde los 2.200 anteriores hasta los 1.700 actuales y también porque la potencia de cada uno se reduce también de 100W a 30W. “Uno de los objetivos es que la iluminación no sea la protagonista, sino que ceda ese papel a quien verdaderamente debe tenerlo, que es la obra de arte”, subrayó Eduardo Fuentes, antes de resumir una de las voluntades de la iniciativa “realzar cada uno de los cuadros y cada una de las obras, sus colores, sus matices, con una reproducción cromática que permite contemplar detalles que antes no podían verse”.

Recorrido por la nueva iluminación del Museo Thyssen Bornemisza

Concord by Sylvania es la gama especializada en iluminación técnica de espacios arquitectónicos. En el Museo Thyssen-Bornemisza se han utilizado los proyectores Beacon Muse II (iluminación de realce), Beacon XL Muse (iluminación ambiental de alta potencia) y el Beacon Wallwasher (bañador de pared), que combinados forman una nueva iluminación para las obras y las salas. Con todos ellos se obtienen mejoras en la uniformidad de la iluminación: realce de colores y matices, reducción del deslumbramiento, mayor confort visual a la hora de observar las obras, luminarias más estéticas, integradas en el museo, una iluminación más cálida y la eliminación del parpadeo, entre otros.

Recorrido por la nueva iluminación del Museo Thyssen Bornemisza

La instalación se ha efectuado progresivamente, sin que afecte a la circulación de los visitantes. Ubaldo Sedano, conservador del Museo Thyssen-Bornemisza, afirmó que se ha llevado a cabo “una compleja tarea, al conseguir una iluminación específica para cada obra teniendo en cuenta la composición de las mismas dentro de cada sala, así como las necesidades de cada pieza de arte, por su cromatismo y por los materiales con los que está elaborada”. Con esta renovación, y en palabras de Eduardo Fuentes, “el Thyssen-Bornemisza se sitúa a la vanguardia de iluminación de calidad en el circuito internacional de museos, mediante una tecnología eficiente y una calidad espectacular”.

Recorrido por la nueva iluminación del Museo Thyssen Bornemisza