SHARE
El vicecanciller alemán y Pedro Sánchez visitan la sede de Siemens en España

El vicecanciller del Gobierno Federal alemán y líder del Partido Socialdemócrata, Sigmar Gabriel, acompañado por el embajador alemán, Peter Tempel, y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, visitaron la semana pasada el nuevo Centro de I+D+i en señalización ferroviaria que Siemens acaba de inaugurar en su sede de España, con motivo del 120 aniversario de la compañía. Durante el recorrido, en el que hizo de anfitriona la presidenta de la multinacional en España, Rosa García, los invitados pudieron conocer el nuevo espacio, referencia mundial para Siemens en el ámbito de la señalización ferroviaria, que canaliza una inversión anual de 20 millones de euros para investigar y desarrollar los más modernos sistemas de control en el tráfico de trenes.

Desde este centro se supervisan varios proyectos internacionales en los que Siemens trabaja actualmente, como los metros de Nueva York; Changsha (China) o Singapur; las cercanías de Sao Paulo y Estambul; las líneas de Alta Velocidad de Meca-Medina (Arabia Saudí) o Ankara-Konya (Turquía) y el corredor ferroviario de mercancías de Nacala (Mozambique). Además, también se trabaja en distintos proyectos en España, como las líneas de alta velocidad entre Madrid y Valencia o Córdoba y Málaga. Gabriel también visitó el show room de la compañía, donde pudo contemplar e interactuar con demostraciones virtuales de alguno de estos proyectos.

La del vicecanciller ha sido una de las visitas institucionales alemanas de mayor rango que la compañía ha albergado en su historia, y según la presidenta española, “es una muestra del apoyo de Alemania al compromiso de Siemens por el desarrollo y el impulso de la economía española y constata la estrecha relación que une a los dos países en la búsqueda de una sociedad más avanzada”. Entre los hitos más significativos de Siemens en nuestro país está el suministro del primer telégrafo, en 1862, o el del primer tranvía a Barcelona, en 1905. Justo diez años antes había inaugurado sus primeras oficinas en la madrileña Carrera de San Jerónimo.