SHARE
Rittal realiza el proyecto “llave en mano” del centro de datos de Nestlé Italia

Fiabilidad, modularidad y eficiencia energética son los tres requisitos que han guiado el desarrollo del nuevo centro de datos de Nestlé Italia y a los que ha querido dar respuesta eficazmente Rittal, con su solución RiMatrix. Nestlé es líder mundial en nutrición, salud y bienestar, el mayor operador del mundo en el sector alimentario y de bebidas y está presente en más de 86 países con 442 plantas y unas ventas diarias de más de mil millones de productos. En Italia cuenta con 5.500 empleados y 16 plantas, con actividades que abarcan desde productos dulces y helados, productos culinarios y preparaciones para bebidas, productos lácteos y destinados a la primera infancia y productos de nutrición clínica a productos para el cuidado de las mascotas. El traslado de sus oficinas centrales desde Milán a Assago en 2014 fue la ocasión para la construcción de un nuevo centro de datos empresarial, proyectado en las cercanías del nuevo edificio. La estructura fue concebida para alcanzar niveles de rendimiento excelentes en cuanto a fiabilidad, modularidad y eficiencia energética a través de la adopción de soluciones tecnológicas de última generación.

Rittal realiza el proyecto “llave en mano” del centro de datos de Nestlé Italia

El centro de datos está dividido en varias secciones, cada una dedicada a una función concreta. El centro neurálgico de las aplicaciones informáticas, comprendido por los equipos de servidores de tecnologías y el almacenamiento, se encuentra en el área del servidor principal. Entorno a él, se ha construido una zona dedicada a todos los sistemas de telecomunicaciones hacia el exterior, un área de SAI, un área de instalaciones mecánicas, un área de bombas y un área de recuperación de desastres únicamente para la sección de telecomunicaciones. La tecnología utilizada en el antiguo centro de datos ya no estaba capacitada para gestionar las nuevas y avanzadas tecnologías de la información, además de no poder garantizar la correcta continuidad del servicio y una elevada eficiencia energética. La totalidad de la infraestructura fue diseñada teniendo en cuenta estas exigencias: para reducir al mínimo el riesgo de paros debidos a averías individuales se adoptó una arquitectura 2N, mientras que la implementación de las más modernas tecnologías de acondicionamiento y control permitió construir una infraestructura “verde” y ecológicamente sostenible. Para la contención de los sistemas se emplearon racks de la serie TS IT de Rittal que, gracias a su versatilidad, permitieron aplicar una solución homogénea para el alojamiento tanto de servidores como de sistemas accesorios.