SHARE
ABB ayuda en los trabajos de reconstrucción de infraestructuras en Beirut

Tras la devastadora explosión en el puerto de la capital libanesa, que tuvo lugar el pasado mes de agosto y ocasionó la pérdida de vidas humanas y la afectación de numerosos servicios vitales, las obras de reconstrucción se han acelerado en la zona y las soluciones que ha donado ABB están ayudando a garantizar la infraestructura energética.

 

Varios edificios públicos, entre ellos 159 escuelas y varios hospitales, resultaron dañados o destruidos en la explosión del 4 de agosto. Más de 6500 personas resultaron heridas y las casas de 300 000 personas quedaron dañadas o destruidas. Los productos de ABB permitirán acelerar la reconstrucción de los principales hospitales y una escuela de Beirut.

Las donaciones incluyen un sistema SAI (Sistema de Alimentación Ininterrumpida) para cada hospital, junto con varios equipos eléctricos y soluciones de distribución de energía inteligente. El SAI y los componentes de energía inteligente serán suministrados como una solución holística de ABB con el fin de preparar para el futuro la infraestructura eléctrica y energética de los hospitales en caso de apagones. La infraestructura también alimentará todas las cargas esenciales de los quirófanos y salas con equipos que dependen de la electricidad, como máquinas de rayos X, equipos de resonancia magnética (RM) y respiradores.

El Hospital de las Hermanas del Rosario tiene 200 camas las cuales, una vez restauradas, proporcionarán también una muy necesaria atención médica a la comunidad. Las donaciones de equipos y sistemas eléctricos por parte de ABB se destinarán también al hospital libanés de Geitaoui-UMC y al hospital estatal de cuarentenas, que siguió atendiendo a los enfermos y heridos a pesar de los daños en sus estructuras. El compromiso de ABB de preparar para el futuro muchos quirófanos, salas de tratamiento, equipos y áreas de empleados con energía fiable y un sistema eléctrico resiliente permitirá a los hospitales seguir reconstruyendo partes clave y continuar ofreciendo una atención de primera clase y accesible a los pacientes, así como bienestar y seguridad.

Muchos de los componentes se usarán también en una escuela para reemplazar la envejecida infraestructura eléctrica que quedó casi completamente destruida con la explosión. Los componentes de distribución y energía inteligente de ABB garantizarán la seguridad del suministro eléctrico desde la fuente hasta el interruptor, proporcionando un entorno seguro y cómodo para los alumnos y el personal docente a tiempo para el próximo año escolar.