Conecta con nosotros

Economía

Tesla presenta la batería doméstica que “cambiará el uso de la energía”

Publicado

el

Los primeros modelos de la batería estarán disponibles en verano

Finalmente, la presentación mundial de la batería de Tesla ofreció importantes novedades respecto a lo previsto. Por ejemplo, en relación con el precio, que estará en torno a los 3.000 euros, muy por debajo de lo que se había filtrado, en el caso del modelo de 10kWh, mientras que sobrepasará los 2.500 euros el de 7kWh. Elon Musk, director ejecutivo de Tesla dio los detalles en un acto a la medida de las célebres presentaciones de Steve Jobs, en Apple. Se trata de una batería de iones de litio, conectada a la red y fabricada con un sistema de microrredes inteligentes, alimentada con paneles solares e ideada para almacenar y consumir electricidad en los hogares y las pequeñas empresas. El modelo estará disponible el próximo verano, se podrá adquirir en varios colores y tiene el tamaño de un calentador de agua, en concreto cuenta con 130 centímetros de altura, 86 de anchura y 18 de profundidad. Además puede ser instalado en interior, pero también al aire libre.

Musk subrayó en la presentación la voluntad de Tesla de “cambiar la forma en la que usamos la energía”. La firma se dedica a la fabricación de vehículos de lujo. Musk puso el énfasis en los objetivos fundamentales de la nueva batería: amortiguar los picos de consumo, a través de la acumulación de energía de la red en aquellos momentos en los que la tarifa es más barata, para después liberarla en las horas punta favoreciendo el autoconsumo, mediante los paneles solares, y también sirviendo de soporte en caso de cortes en el suministro.

Para el director ejecutivo de Tesla, el problema fundamental es que “el sol no brilla por la noche, de modo que necesitamos acumular la energía, aunque hasta ahora no disponíamos de baterías efectivas para hacerlo”. En su discurso también subrayó que la nueva batería beneficiará a las comunidades con más necesidades o más alejadas de los núcleos neurálgicos. Aún así, la autonomía de los primeros modelos que se van a comercializar en pocos meses es aún muy reducida, apenas de unas horas, lo que las hace de momento sólo útiles para situaciones de emergencia.