SHARE
Convención de Ventas de Feníe Energía en Málaga 2019

Feníe Energía ha iniciado 2020 como el año en el que celebra la primera década de su trayectoria en la comercialización de energía a través de las empresas instaladoras. Lo que nació en marzo de 2010 como un proyecto para diversificar y consolidar el negocio de las pymes de instalación eléctrica en un contexto marcado por una dura y prolongada crisis, ha superado en el recién concluido 2019 los más de 400.000 clientes, de la mano de las más de 2.500 empresas instaladoras que son agentes energéticos. Y lo hace focalizando su estrategia de cara al futuro en la comercialización de luz 100% verde, en gas, instalaciones de autoconsumo y en infraestructura de puntos de recarga para vehículos eléctricos. Esos tres puntos neurálgicos centra la actividad de la empresa, que vivió el pasado año un cambio de dirección que marcó buena parte del ejercicio.

La compañía comercializadora quiere que las otras vías de negocio que desarrolla, como es el caso de la generación, cedan su espacio para centrar el esfuerzo en la asesoría energética personalizada que los agentes energéticos ofrecen a los clientes para que su consumo sea más eficiente. El objetivo se mantiene en un modelo de servicio basado en el trato cercano al cliente y un modelo de consumo energético eficiente y responsable.

Feníe Energía registra la primera operación bilateral de GNL en MIBGAS Derivatives
La recepción de Feníe Energía en Las Rozas de Madrid

En esta primera década de existencia, Feníe Energía ha consolidado su posición en el mercado. La empresa nació como vehículo para asentar un modelo de negocio basado en la fidelización y en ofrecer un servicio de asesoramiento que permitiese a la empresa instaladora proporcionar una respuesta más completa a sus clientes. En este tiempo ha orientado su apuesta hacia un modelo de energía sostenible, que permita “optimizar el consumo y abrir puertas a nuevas modalidades de producción y uso energético propias de un sector en constante transformación”. En línea con esos nuevos negocios, la compañía ha instalado ya más de 1.200 puntos de recarga para vehículos eléctricos.

La firma ha tratado también de contribuir a vertebrar el colectivo de instaladores en todo el territorio, dada la amplitud y diversidad de la procedencia de esos 2.500 agentes energéticos distribuidos por toda la geografía española, y también gracias a la implicación con la que cuentan, dado que son accionistas de la compañía desde su inicio. De cara a la segunda década que ahora comienza, Feníe Energía se centra en la energía verde, el crecimiento del autoconsumo, la infraestructura de recarga para vehículos eléctricos y también en la digitalización como vectores en los que asentar esa voluntad de ofrecer un consumo de energía sostenible.