SHARE

En concreto, compañías como Iberdrola, Acciona o Gas Natural Fenosa invertirán cuantiosas cantidades en países estratégicos, como es el caso de México, especialmente gracias a las opciones que ofrece la reforma energética en este país. Se prevé que ellas tres, junto a las otras dos con capital español que más relevancia tienen en el sector eléctrico mexicano, Acciona Energía y Sener, inviertan en el país centroamericano recursos por un valor de casi 2.000 millones de euros, una cifra récord en relación con dicho país.

Por su parte, la Secretaría de Economía de México cuenta con más de un millar de solicitudes de empresas españolas para invertir en su sector energético, aprovechando el singular momento que la apertura del sector ofrece a empresas del exterior. Todo ello pese al considerable descenso que están experimentando los precios del petróleo.

Ya durante 2014, la inversión en este país por parte de las compañías españolas ha superado los 400 millones de euros, después de que en el ejercicio de 2012 rebasaran la cifra de los 500 millones. Gracias a ello, España se ha convertido en el principal país en inversión extranjera directa en el sector energético mexicano. Esto se ha plasmado en numerosos proyectos de relieve, como plantas de cogeneración o proyectos eólicos, entre otros.