SHARE

Iberdrola atenderá, durante los ejercicios 2015 y 2016, todas las necesidades eléctricas de BBVA en España, que ascienden a 240 GWh al año. En total, se encargará de abastecer de energía un total de 3.091 oficinas y 71 edificios de la entidad, financiera, incluida su nueva sede corporativa en Madrid, La Vela, cuyas obras culminarán este año. Todo ello según el acuerdo firmado entre ambas, gracias al que se evitará la emisión a la atmósfera de 180.000 toneladas de CO2, equivalentes a las emisiones anuales de 75.000 vehículos o de una ciudad de 50.000 habitantes, así como a la plantación de 4,5 millones de árboles. El compromiso implica que la totalidad de la energía suministrada sea de origen renovable, de tal forma que la compañía eléctrica prevé abastecer la electricidad a BBVA siguiendo los requisitos de la Orden ITC/1522/2007, de 24 de mayo, por la que se establece la regulación de la garantía del origen de la electricidad procedente de fuentes de energía renovables y de cogeneración de alta eficiencia.

En esta línea, BBVA da un impulso significativo a su Plan Global de Ecoeficiencia, que establece, entre otros, un objetivo de reducción de las emisiones por empleado para el periodo 2013-2015 y que gracia a esta iniciativa se verá ampliamente superado en los próximos años. Por su parte, Iberdrola ratifica su compromiso con las energías limpias y, en sentido más amplio, con el desarrollo sostenible y la lucha contra el cambio climático. El pasado ejercicio obtuvo relevantes reconocimientos en este ámbito, como la permanencia, por decimoquinto año consecutivo, en el Dow Jones de Sostenibilidad, o la inclusión, por quinto año consecutivo, en el FTSE4Good, y en los índices de sostenibilidad Climate Performance Leadership y Climate Disclosure Leadership, elaborados por Carbon Disclosure Project (CDP).