SHARE
Un autónomo, exonerado por una sentencia de sus deudas con Hacienda y Seguridad Social

Un juzgado de Primera Instancia de Huesca ha logrado la exoneración de sus deudas con Hacienda y la Seguridad Social en una sentencia de la semana pasada, que le perdona en el auto los 4.000 euros que debía a la Agencia Tributaria. De este modo, juzgados mercantiles estarían avalando la nulidad de la reforma de la Ley Concursal en procedimientos de segunda oportunidad de empresarios y autónomos.

 

El propio defensor del demandante lo valora así y asegura que el citado auto aplica la sentencia del Tribunal Supremo en la que se admite el olvido de todas las deudas existentes derivadas de créditos públicos que no tuvieran el carácter de privilegiado, contrariamente a lo redactado en la reforma de la ley, que establece que la exoneración nunca puede afectar al citado crédito público, ya sea calificado como privilegiado, ordinario o subordinado.

La magistrada se ha hecho eco de otras resoluciones ya dictadas previamente por salas de Primera Instancia en Madrid y Barcelona que sentaron doctrina en este sentido. De este modo asegura que esa reforma del Texto Refundido de la Ley Concursal se extralimita de los parámetros de la delegación normativa. Se basa en un principio que estima nulos aquellos actos de entidades públicas o privadas que rebasan el límite de la ley. En concreto se refiere al artículo 491, en el que se define como exoneración definitiva a “la totalidad de los créditos insatisfechos, exceptuando los créditos de derecho público y por alimentos”.

 

60.000 millones de euros de pérdidas en 2020

Por otra parte y según el Barómetro que lleva a cabo la organización ATA Autónomos, este colectivo habría perdido 60.000 millones de euros durante la pandemia. El 28,8 % de los consultados declara haber sufrido unas pérdidas superiores a 30.000 euros, a menos de un mes para el final del año y cuando la temporada de Navidad se presenta sujeta aún a numerosas restricciones a la hostelería, el ocio y el comercio, así como pendiente de confinamientos, toques de queda y cierres perimetrales.

Según la encuesta, actualmente, tres de cada cuatro autónomos tienen algún tipo de restricciones en su negocio. El 19,3 % de los encuestados, alrededor de 620.000 autónomos si se extrapola la cifra al total del colectivo, tienen sus negocios y actividades cerrados aún. De ellos, algo más del 4 % siguen cerrados desde el pasado mes de marzo, mientras un 56,5 % de los que han abierto afirman estar funcionando al 50 % de su actividad.