SHARE
La PMcM reclama medidas contra la morosidad, si hay acuerdo del PSOE y Unidas Podemos

Después de analizar el programa de 370 medidas presentado por el PSOE para lograr el apoyo de Unidas Podemos, la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad, PMcM, denuncia que “en una propuesta tan basada en lo social no se tenga en cuenta la lucha contra la morosidad, que tiene un gran impacto económico y también directo en la sociedad, provocando el cierre de empresas y la pérdida de puestos de trabajo”.  Y su presidente, Antoni Cañete, aprovecha también para asegurar que “no puede entenderse que no se haya contemplado ninguna medida antimorosidad para conseguir reducir los plazos de pago a proveedores, a pesar de que no tendría ningún coste para los españoles ya que no necesitaría de presupuesto alguno, solo de la voluntad política por atajar una lacra que lastra a pymes y autónomos mermando su competitividad”. Por todo ello exige también “que se incluyan medidas contra la morosidad en la propuesta del PSOE en el caso de que alcance un acuerdo con Unidas Podemos para gobernar”.

Según el último informe sobre la morosidad en las transacciones entre empresas elaborado por la Comisión Europea, unos 6,5 millones de puestos de trabajo podrían haberse creado en Europa si hubiera habido menos retrasos en el pago de facturas a proveedores, asegurando que la eliminación de la morosidad crónica en Italia, Portugal y España reduciría entre 124.000 y 248.000 los cierres de empresas cada año.

Cañete añade que “hace tan solo cinco meses que el Consejo de Ministros aprobó el Marco Estratégico de la Pyme, en el que se incluían las medidas antimorosidad que desde hace años viene solicitando la PMcM. La Plataforma cree que esa voluntad debe reflejarse “en el acuerdo programático con las mismas medidas, que son las necesarias para acabar con este problema: promoción de códigos de buenas prácticas e implantación de un sistema arbitral de morosidad y un régimen sancionador, que multará a las empresas morosas”.

Todos los puntos claves de esta Ley se encuentran en las recomendaciones que ha realizado recientemente la Comisión Europea para luchar en los estados miembros contra la lacra morosidad, que es especialmente grave en España, según su último análisis.