SHARE
Extremadura: región clave a nivel europeo en rentabilidad para autoconsumo

Extremadura resulta más rentable en cuanto a energía fotovoltaica que algunas capitales como Berlín, Londres o Ámsterdam. Esa es la conclusión de un informe sobre la amortización de la inversión en un sistema de placas solares en Extremadura, que concluye que la región se posiciona como el área con mayor potencia solar, con aproximadamente 5,1 kWh/m2 de radiación global de media en un año.

 

El clima de la comunidad extremeña es uno de los más favorables para la generación de energía fotovoltaica de nuestro país. Según el Instituto Nacional de Estadística, Badajoz cuenta con 3.000 horas de sol al año y Cáceres contabiliza hasta 3.200 horas anuales, Además goza de una elevada temperatura media de 26ºC en verano, lo que dispara la rentabilidad de una instalación de autoconsumo, que alcanza su máximo rendimiento alrededor de los 25ºC. El estudio de la firma Otovo analiza también la posibilidad de solicitar bonificaciones para la instalación de sistemas de autoconsumo en la comunidad extremeña. En este sentido, algunos municipios de la comunidad cuentan con más facilidades para la instalación de placas solares debido a las bonificaciones de IBI e ICIO. Mientras que Mérida opta a una reducción del 10 % del IBI durante 5 años y un 9 5% sobre el ICIO, Don Benito cuenta con una bonificación del 30 % durante 5 años del IBI. Por otro lado, en lo referente al ICIO, Almendralejo y Montijo reciben un 50 % de la bonificación. Cáceres, aunque no obtendría reducción en el IBI, tiene la posibilidad de optar a un 50 % de bonificación del ICIO.

Si bien es cierto que Extremadura no es una de las comunidades más favorecidas por las subvenciones del IBI e ICIO, debido a la ventaja de la que goza en sus condiciones solares, -incluso sin ningún tipo de subvención-, la amortización de un sistema solar de autoconsumo se lograría solo 8 años después de la instalación. Por su parte, en el caso de que se pudiera contar con la bonificación máxima disponible dentro de la comunidad, es decir, el 95 % de reducción del ICIO y un 50 % del IBI durante 5 años, la amortización de la instalación se conseguiría en tan solo esos primeros 5 años.

En esta línea y con la voluntad de potenciar la transición hacia las energías renovables, la Junta de Extremadura ha publicado una convocatoria de ayudas destinadas a su fomento, cuyo plazo de solicitud finaliza este próximo 17 de mayo y a la que pueden optar propietarios de viviendas, comunidades de propietarios y empresas privadas, así como los municipios y entidades locales menores.

 

Mayor rentabilidad que algunas de las principales capitales europeas

En comparación con otras ciudades europeas donde la penetración de la energía solar a nivel residencial es superior, en España se tarda menos en amortizar una inversión así. Por ejemplo, en nuestro país obtenemos de media al año 1.600 kilovatios-hora por metro cuadrado de energía solar, mientras que en Alemania tan solo tienen disponibles 1.000 kilovatios-hora por metro cuadrado de energía solar, según datos de PV-Magazine.

Por ejemplo, en el caso de Berlín, considerando la misma inversión en el sistema fotovoltaico y la irradiación solar de la zona: 1268.34 kWh/m2, que se traduce en una producción fotovoltaica de 3227 kWh, la amortización de la inversión se realizará en 11 años si no se cuenta con subvenciones. En Londrés, con una producción fotovoltaica de 3.155 kWh y sin subvenciones, la amortización se lograría en poco más de 11 años. Por último, en Amsterdam, se tardaría unos 11 años y medio, ya que la producción fotovoltaica en Ámsterdam se sitúa alrededor de 3.087 kWh.  Esto significa una rentabilidad de 8-9 % en estas ciudades, bastante inferior comparando con la Comunidad de Extremadura, donde la rentabilidad está entorno al 15 % gracias a sus 5,1 kWh/m2 de radiación global de media en un año.