SHARE
El sector eléctrico mejora notablemente la media nacional en impagos y actividad, según Adime

La Asociación Nacional de Almacenistas Distribuidores de Material Eléctrico sale al paso de algunas de las conclusiones que se extraen del reciente informe Estudio de la Gestión del Riesgo de Crédito en España, elaborado por Crédito y Caución e Iberinform, y cuyos datos creen que “no son coincidentes con la realidad del sector del material eléctrico”. Para Adime, los datos distan mucho de la realidad del sector, por ejemplo, en el estudio se apunta que el 18 % de las empresas españolas sufrieron impagos significativos durante 2020.

 

Desde Adime consideran esta dato “sin duda alguna, preocupante, pero, alejado completamente de la realidad que en esta materia ha experimentado el sector de material eléctrico en el mismo periodo”, y añaden que “apenas se ha incrementado el porcentaje de impagados”, antes de subrayar como muy significativo “el bajo ratio de impagados del conjunto de las empresas distribuidoras en el ejercicio anterior, que no sobrepasa el 1,5 %, lo que demuestra la solvencia y fortaleza, no solo de la Distribución, sino de todo el sector a lo largo de 2020”.

7,5 % de reducción de la facturación, frente al 56 %

El comunicado de Adime también se refiere como dato destacado a la disminución en las ventas que ha registrado el tejido productivo y comercial en 2020, que cuantifica en un 56 %. En este sentido, consideran que “tampoco hay coincidencia” con los datos que los distintos colectivos del sector eléctrico han hecho públicos al cierre del ejercicio y añaden que “en el caso de la Distribución, la facturación se redujo un 7,5 %, dato extremadamente alejado al que apunta el citado informe”.

Por todo ello, la patronal de los distribuidores de material eléctrico quiere “dejar constancia que este es un sector solvente, consolidado y con un magnífico futuro, pues mantiene una posición estratégica para liderar la mejora de la eficiencia energética que este país necesita acometer”, y respecto al futuro manifiestan que “coincidimos en las estimaciones de que 2021 será un año de crecimiento económico, más aún por la vinculación de este sector con el Plan España Puede”. También aprovechan para subrayar encarecidamente “la importancia de que las entidades financieras, así como las compañías aseguradoras de crédito, sean conocedores de la resiliencia, el bajo riesgo de impago y el factor diferencial de este sector y contribuyan a su desarrollo”.