SHARE
Schneider Electric apuesta por la transformación de la industria con su visión de los “Edificios del Futuro”

Schneider Electric presenta su nueva visión de los ‘Edificios del Futuro’ para aprovechar un mundo totalmente digital y eléctrico y conseguir edificios más sostenibles, resilientes, hipereficientes y centrados en las personas. Presentada en el marco del Innovation Summit 2020 de Schneider Electric, la iniciativa ‘Edificios del Futuro’ ayudará a la industria a cumplir con los requisitos medioambientales y empresariales, así como con las expectativas de sus ocupantes.

 

Los desafíos ambientales y empresariales están obligando a la industria de la construcción a examinar el papel que desempeñan los edificios en las emisiones de carbono y los costes de los desechos. Los edificios consumen alrededor del 30 % de la energía mundial según la AIE, Agencia Internacional de la Energía, a través de su construcción y funcionamiento, y representan casi el 40 % de las emisiones anuales de gases de efecto invernadero a nivel mundial. Pero hay nuevas tecnologías que pueden comenzar a revertir estas estadísticas. Schneider cita el ejemplo del hexafluoruro de azufre (SF6), un potente gas de efecto invernadero, que emplean los más de 30 millones de unidades de interruptores de media tensión (MV) instalados en todo. La multinacional ha desarrollado equipos de conmutación de media tensión que emplean en su lugar aire puro.

Propietarios de edificios y administradores de instalaciones en instalaciones críticas y edificios comerciales tienen la tarea de mantener las operaciones en funcionamiento sin problemas y ofrecer una experiencia superior a sus ocupantes. En un entorno COVID-19, el mayor desafío es adaptarse continuamente a los nuevos obstáculos en tiempos de crisis que pueden afectar a la continuidad de las operaciones, cambiar rápidamente los profesionales de las empresas, alterar los niveles de personal y reducir los presupuestos de funcionamiento. Schneider consigue mejorar en gran medida la resiliencia de los edificios con soluciones como EcoStruxure Power, que digitaliza la infraestructura eléctrica para ofrecer fiabilidad, aumentar el tiempo de actividad y estabilizar las redes con control de armónicos, suministros de energía ininterrumpida y soluciones de mitigación; o con Connected Room, solución que moderniza y prepara para el futuro la infraestructura del edificio, ya que permite reutilizar fácilmente el espacio y ampliar o reducir su escala a lo largo del ciclo de vida.

Los edificios del futuro deben ser hipereficientes desde el proceso de diseño y construcción hasta las fases de operación y mantenimiento de su ciclo de vida. Una vez que está en funcionamiento, todos los sistemas dentro del edificio, incluidos los sistemas de distribución eléctrica y de calefacción, ventilación y aire acondicionado, deberán ser lo suficientemente flexibles para reaccionar a conjuntos complejos de condiciones y permitir el análisis entre las oportunidades y los riesgos. Este cálculo de riesgos y recompensas sólo puede realizarse si el operador del edificio dispone de suficientes datos y niveles granulares de control para poder reequilibrar y optimizar continuamente la forma en la que el edificio funciona en respuesta a esas condiciones. Schneider lo consigue con EcoStruxure Building.

Además, el enfoque en las personas, y por consiguiente la salud y el bienestar, se están convirtiendo en el diferenciador para los propietarios de los edificios, los operadores y los inquilinos porque se estima que pasaremos cerca del 90% de nuestras vidas en el interior. EcoStruxure Workplace Advisor y la Engage Enterprise App crean entornos de edificios digitales que mejoran el confort y optimizan el espacio. EcoStruxure Building Advisor, un conjunto de servicios de monitorización analítica puede ayudar a monitorizar los sistemas de HVAC y ayudar a asegurar que el aire fluya adecuadamente.