SHARE
Un informe de Schneider Electric cuantifica el potencial masivo de la energía solar en azoteas

“El diseño adecuado de políticas podría desbloquear el mercado masivo de energía solar en azoteas a nivel global”, así se asegura en el informe de BloombergNEF y Schneider Electric, que muestra que el mercado de la energía solar en azoteas todavía no ha sido explotado y, para 2050, tiene el potencial de superar los 2.000 gigavatios de energía solar y 1.000 gigavatios/hora de almacenamiento de energía.

 

Las cifras aseguran que para dentro de tres décadas, 167 millones de hogares y 23 millones de empresas en todo el mundo podrían albergar su propia generación de energía limpia. Estos despliegues desbloquearán importantes beneficios para la descarbonización, pero el diseño de políticas y tarifas será fundamental para habilitarlos. Según el informe, la rápida caída de los costes de la tecnología solar ya ha hecho que, en algunos mercados, para los hogares y las empresas sea más económico generar su propia energía. En Australia, por ejemplo, el período de recuperación para los hogares que invierten en renovables ha sido favorable, menos de 10 años desde 2013. Como resultado, la adopción en dicho país ya ha despegado, con más de 2,5 gigavatios de energía solar residencial añadidos solo en 2020.

Estas instalaciones solares pueden generar retornos económicos para los hogares y negocios que las albergan, además de beneficios más amplios en términos de reducción de emisiones de carbono y de picos de consumo o de creación de oportunidades de empleo. Además en muchos países, cuando las tasas de retorno no son lo bastante cortas, se adoptan incentivos para promocionar la tecnología.

Un informe de Schneider Electric cuantifica el potencial masivo de la energía solar en azoteas

Realidad actual en Francia o California

Buen ejemplo de ello es Francia, donde dichos incentivos facilitan unas tasas internas de retorno de alrededor del 18,5 % para la energía solar residencial y del 10,4 % para las instalaciones comerciales, lo que representa una recuperación de la inversión en 5 y 9 años, respectivamente. Semejantes cifras han estimulado un crecimiento gradual del mercado de hasta, aproximadamente, 500 megavatios en 2020. Los diseños de políticas deben tener en cuenta el hecho de que los costes de la energía solar seguirán cayendo con el tiempo y ofrecer un apoyo moderado para reflejar estas dinámicas cambiantes.

En California, los motivos económicos para instalar energía solar residencial en casas existentes, con un 20 % de TIR, ya son buenos, pero el nuevo informe estima que esta cifra se doblará, alcanzando el 40 % de TIR cuando se instale energía solar en la fase de construcción. En Francia, la TIR para la energía solar residencial podría incrementarse hasta el 28 % si se agrega solar residencial en el momento de edificar.

 

Almacenamiento de energía

Con el desarrollo y la maduración de los mercados solares, legisladores y reguladores deben cambiar gradualmente su foco para desbloquear la flexibilidad y fomentar la adopción de almacenamiento de energía. La razón es que unos altos niveles de adopción solar pueden conducir a un exceso de producción durante el día y, posiblemente, a una desestabilización de la red eléctrica. En esta etapa es cuando el almacenamiento de energía adquiere valor, ya que permite almacenar la electricidad renovable para utilizarla por la noche.

 Las herramientas para fomentar el almacenamiento de la energía incluyen las tasas de exportación ajustadas, que son pagos ofrecidos a los propietarios de energía solar cuando vierten energía a la red; las tarifas de electricidad minorista por tiempo de uso, que reflejan los costes de generación de energía solar más bajos durante el día; permitir pagos por almacenamiento para proporcionar servicios de red, también conocidos como pagos por agregación, o la implementación de cargos por demanda, principalmente para clientes comerciales. Estas palancas generalmente buscan hacer que las tarifas reflejen mejor los costes de generación y red, pero también pueden fomentar el almacenamiento de energía.

En California, por ejemplo, reducir las tasas de vertido a la red al 35 % en el caso de las tarifas minoristas, aunque podría dañar la economía de la energía solar en general, cambiaría el foco hacia los sistemas solares combinados con el almacenamiento, que seguirían alcanzando una TIR del 13 %. En lo que respecta a las instalaciones comerciales e industriales, implementar los pagos por agregación para las baterías incrementaría la TIR hasta el 22,8 %, lo que haría más atractiva la opción de solar más almacenamiento que la de solar sola. En el informe se investigan estos mecanismos en profundidad y se ofrece un análisis de casos de uso individuales para Francia, España, Australia y California y Nueva Jersey en los Estados Unidos, como ejemplos de mercados en diferentes etapas de madurez. Está disponible a través del siguiente enlace.