SHARE
El Gobierno tramita por vía urgente dos reales decretos para activar el despliegue de las renovables

La reunión del Consejo de Ministros de este martes 7 de julio tomó la decisión de agilizar la tramitación de sendos reales decretos para activar el despliegue de las renovables y como parte también del escudo social levantado para hacer frente a la crisis del COVID-19. De un lado se agiliza la tramitación del Real Decreto que regula el nuevo sistema de subastas de renovables, cuyo proyecto se encuentra en información pública, y que tiene como objetivo otorgar seguridad y estabilidad de ingresos a los inversores y también trasladar a los consumidores los ahorros que implica la producción renovable. Por el otro, se autoriza también la tramitación urgente del proyecto de Real Decreto que regulará los nuevos criterios para otorgar permisos de acceso y conexión, garantizando que se conceden a proyectos firmes y solventes.

El Gobierno quiere que estas normas aporten “certidumbre y seguridad jurídica al marco energético español, preparándolo para la instalación de unos 60 gigavatios renovables en la próxima década”. Todo ello tendría un efecto en la competitividad del país, a través de la generación de actividad económica y empleo sostenible.

El primero de ellos sirve para concretar el nuevo sistema de subastas y está en periodo de información pública hasta finales de la semana próxima. Las nuevas subastas, que se convocarán mediante orden ministerial una vez quede aprobado el Real Decreto, podrán emplear, como producto subastado, la energía que la nueva planta ha de entregar al sistema, la potencia instalada o una combinación de ambos conceptos. En todo caso, los participantes pujarán ofertando el precio que están dispuestos a cobrar por la energía que genere la instalación.

En el caso del segundo Real Decreto para el despliegue de las renovables, la urgencia de su tramitación responde al mandato formulado por el Real Decreto-ley 23/2020, de 23 de junio, por el que se aprueban medidas en materia de energía y en otros ámbitos para la reactivación económica. Esta norma ha abordado la actual situación de los permisos de acceso y conexión concedidos con el objeto de evitar movimientos de carácter especulativo, que obstaculizan y encarecen los proyectos renovables firmes y solventes. Además establece una moratoria para que no se puedan adjudicar nuevos permisos de acceso y conexión en tanto no se apruebe una nueva regulación sobre este tipo de autorizaciones, que deberá vincular su concesión a la firmeza del proyecto. Para ello, la norma da un plazo de tres meses tanto al Gobierno como a la Comisión Nacional de los Mercado y de la Competencia.

Códigos de red de conexión europeos 

Además, el Consejo de Ministros aprobó otro Real Decreto para regular aspectos necesarios para la implementación de los denominados códigos de red de conexión (CCRR), un conjunto de Reglamentos de la Unión Europea que establecen los requisitos técnicos mínimos que deberán cumplir determinadas instalaciones de generación y demanda de energía para conectarse a la red eléctrica. Son de directa aplicación en el sistema español, aunque una parte de los requisitos técnicos establecidos en ellos no están completamente definidos (requisitos abiertos) y su implementación requiere que sean aprobados por parte del Estado miembro previa propuesta por parte de los gestores de la red.

Para la definición de estos requisitos en el despliegue de las renovables, se han creado varios grupos de trabajo coordinados por el operador del sistema eléctrico, con la participación de gestores de red, representantes de los agentes del sector, del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y la CNMC. De ellos surge la normativa aplicada en el Consejo de Ministros, que sirve para definir estas cuestiones concretas y también para aprobar los umbrales de potencia y el nivel de tensión que definen los grupos establecidos en los CCRR en los que deberán incluirse las plantas de generación que se conecten. En función del grupo en el que se integre cada planta, esta deberá cumplir diferentes requisitos, más exigentes a mayor potencia y nivel de tensión.