SHARE
Instalador comprobando las calderas por si debe ser sustituida

Desde este martes 11 de junio, todos los madrileños que opten por sustituir sus calderas y calentadores individuales podrán acceder a las ayudas que ha convocado la Comunidad de Madrid a través de la Fundación de la Energía. El Plan Renove que ahora se pone en marcha dispone de una cuantía económica que asciende a 620.000 euros y servirá para renovar unos 2.000 aparatos, entre calderas y calentadores individuales. La cuantía del incentivo que podrán percibir los titulares o arrendatarios de las viviendas que realicen la sustitución será de 350 euros por inmueble en el caso de calderas de condensación y de 150 euros en el caso de calentadores estancos de bajo NOx. Las ayudas se pueden solicitar hasta el 31 de diciembre de 2019 o el agotamiento de los fondos disponibles.

Durante 2018, de las casi 400.000 inspecciones que se realizaron en la Comunidad de Madrid, el 15% de los aparatos presentaron deficiencias. Así se asegura desde Agremia, Asociación de Empresas del Sector de las Instalaciones y la Energía, cuyo presidente, Emiliano Bernardo, afirma que “pese a la satisfacción por haber recuperado este tipo de ayudas, me habría gustado que el esfuerzo de las Administraciones para impulsar la sustitución de instalaciones individuales obsoletas y contaminantes hubiese sido mayor”, y aprovecha para subrayar ese 15% de deficiencias entre las casi 400.000 inspecciones que se realizaron en la Comunidad de Madrid en 2018. Bernardo solicita, asimismo, que la medida se mantenga en los próximos ejercicios dando así continuidad a este tipo de actuaciones. Después de varios años sin ayudas públicas para este tipo de actuaciones, se trata de “una oportunidad única para que los ciudadanos puedan sustituirlos”, asegura.